Columna: Bajo Control

0
283

MIEL DE ABEJAS, FUENTE DE SALUD

I.

La Miel de Abejas (Apis Mellifera) ha sido producida y consumida por la humanidad durante toda su existencia. De eso hay registros y evidencias en todos los continentes y de cada civilización.

En nuestra América tenemos el legado de la Civilización Maya, gran productora de miel de abejas, que le daba mucha importancia de la misma hasta el punto que le rendían culto, tenían un sitio especial en Cobá y un Dios Protector de la Miel, Ah Muzencab. Era tal la producción, que en los años 1500 pagaban la extorsión y la “vacuna” que imponían los invasores españoles con toneladas de miel y cera.

Hoy día, la producción mundial de miel de abejas la encabezan China (650 mil ton/año) y Turquía (115 mil ton/año).

De nuestro continente hay tres países entre los 10 primeros productores: Argentina, México y Brasil que entre los tres suman 130 mil ton/año.

Son muchos los usos de la miel de abejas. Desde nuestra óptica resaltamos las aplicaciones que hacía Hipócrates antes de Cristo. También hay que considerar, de la historia reciente, las 75 fórmulas con miel que recomendó el ya desaparecido, Gran Maestro Etnobotánico Keshava Bhat (Indo-Venezolano), en la sección “Que hacer cuando hay alteraciones de salud” de su libro Herbolario Tropical (1985).

En Venezuela se estima un consumo de 35 gramos/año de miel de abeja per cápita, algo minúsculo comparado con los 4,5 kg/año del pueblo esloveno y otros países de la extinta URSS.

La miel de abeja tiene algunos hitos en Venezuela: a) forma parte de la medicina domestica; b) se distribuye en grandes cadenas farmacéuticas (Miel Epi angostura, por ejemplo) y c) hay varios productos naturales a base de miel de abejas, autorizados por el Ministerio del Poder Popular para la Salud como de venta libre (Laboratorios Arcoiris tiene a Eucamiel, Jengibre Miel y Vitamin; mientras que Laboratorios Herba Plant tiene a Tomilipto; Laboratorios La Abejita del Táchira tiene).

II.

Todas las experiencias de salud y sanación bajo la influencia de la miel de abejas, se fueron sistematizado hasta conformar una nueva ciencia llamada Meliterapia (no usamos Mielterapia porque hay una patente que reserva el termino para una terapia especifica aplicada en Colombia).

La miel de abejas tiene como características principales 17% de agua, 76% de azucares y 7% de 100 elementos (minerales, proteínas, vitaminas y otros).

Su calidad depende de ser orgánica o industrial; homogénea, mezclada o cristalizada; turbia o filtrada; natural o pasteurizada.

Tiene efectos biológicos, fisiológicos y antibacteriales en el cuerpo humano.

En estos momentos, cuando la verdadera pandemia de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) está diezmando a la humanidad a razón de 40 millones por año, el uso de la miel de abejas tiene mayor importancia, ya que regula el azúcar en la sangre, combate la obesidad, reduce el estrés metabólico y estimula el sueño, mayoría de condiciones que favorecen a las ENT.

Otras aplicaciones son para mantener o recuperar el sistema digestivo, el sistema nervioso, el sistema renal, sistema respiratorio, así como para atender trastornos hepáticos, en la piel o los ojos.

III.

En próximas entregas trataremos los concerniente a la calidad de la miel; fórmulas para uso preventivo y curativo; Talleres para Meliterapeutas, Consultas On Line y Comités para la miel y la salud.

Alexis Adarfio-Marín 

Naturópata. 

aadarfio@hotmail.com 

https://naturopataalexisadarfio.blogspot.com/