Columna: Bajo Control

0
424

TODOS CONTRA LA INFODEMIA

I.

La pandemia por Covid-19 no puede considerarse terriblemente letal por la cantidad de muertes causadas hasta hoy (1,6 millones) por daños físicos, sino porque potenció una amenaza mas grande contra la humanidad, si consideramos los daños causados (evidentes y ocultos) en las otras dimensiones de la salud, entendida ésta, en los términos de la Organización Mundial de la Salud, como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

La pandemia por Covid-19 potenció la Infodemia (la pandemia de la desinformación) que, operando en la postpandemia desde la mente, pudiera causar trastornos graves en la Salud Física individual y daños catastróficos en la Salud Social de las civilizaciones.

Señala la OMS que “al igual que los patógenos en las epidemias, la información errónea se propaga cada vez más y a mayor velocidad.”

Tal es la gravedad del caso, que la OMS, a través de su portal, convocó a mediados de este año a la Primera Conferencia sobre Infodemiología, en la que participaron 75 expertos de 22 países, entre los que había epidemiólogos, virólogos, expertos en Salud Pública, tecnólogos, periodistas, psicólogos, politólogos, diseñadores web, matemáticos y científicos de datos, que iniciaron un trabajo para “adaptar, elaborar, validar y evaluar nuevas medidas y prácticas de base científica con el fin de prevenir y detectar la información errónea y la desinformación y responder en consecuencia”.

II.

Todo lo que se haga es pertinente, ya que la definición mas completa de la infodemia, nos indica que es “la información asociada con el miedo, especulación y rumores, amplificada y transmitida rápidamente por las modernas tecnologías de la información y que afecta negativamente a la sociedad.” (Limbaugh: Coronavirus Being ‘Weaponized’ to Bring Down Trump, un libro de Pam Key -2020)

Hay evidencias que la primera ola de la pandemia por Covid-19 dejó un saldo emocional compuesto de preocupación, temor, ansiedad, angustia, miedo y depresión en 8 de cada 10 adultos de este planeta (unos 3.000 millones de personas).

Gracias a los patógenos (Fake News), generados y trasportados por los aparatos mediáticos del capitalismo.

En concreto, hay un terreno fértil para que se desarrolle “la pandemia mental del siglo XXI” y afecte media humanidad: debilitando de la salud pública, desestabilizando los procesos democráticos y destruyendo el periodismo de calidad.

Todo eso debido a que las víctimas de la infodemia no mueren de inmediato, sino que se disocian y en masa pueden causar una falla sistémica en la sociedad, haciendo que la opinión pública se incline hacia el no-pensamiento (ni crítica ni autocrítica): la sociedad apolítica pero recolonizada, desinformada, desorganizada, racista, con gran desconfianza y fobias.

Una sociedad debilitada por la infodemia es presa fácil de la exclusión, la explotación, las agresiones y la injerencia.

Dijo Simón Bolívar, El Libertador, que la opinión pública es la mayor de todas las fuerzas de la sociedad. Entonces, el peligro es que esa fuerza debido a la infodemia, destruya liderazgos positivos reales y venere liderazgos negativos inventados, en detrimento de los intereses presentes y futuros de la humanidad.

Y como las sociedades marchan en la dirección, sentido, amplitud, profundidad y ritmo que traza la política, hay que detener la infodemia que con seguridad puede tener efectos sociales peores que la segunda ola del Covid-19.

III.

Entre las medidas a tomar están:

Crear un Plan de defensa frente a la infodemia por Fake News donde se imponga la veracidad por encima de la credulidad, se sustente en la salud mental y sea dirigido por una Red por la soberanía comunicacional y la descolonización del pensamiento.

Desarrollar un Programa de Formación anti-Fake News con bibliografía liberadora como: a) El manual “Journalism, ‘Fake News’, and DisinformatIon” publicado por la UNESCO en https://en.unesco.org/fightfakenews; b) el documento “Una breve guía de la historia de las ‘noticias falsas’ y la desinformación” publicada por el Centro Internacional para Periodistas y disponible en https://bit.ly/3oTp2AR y c) el libro Filosofía de la Comunicación de Fernando Buen Abad.

La infodemia será derrotada!

Alexis Adarfio Marín

Naturópata.

aadarfio@hotmail.com