Columna: Desde El Orinoco

0
543

Los Retos de Fedecámaras Venezuela

La directiva nacional de Fedecámaras acaba de ser renovada. Un cuarteto de grandes líderes gremiales, de gran experiencia, preparación, credibilidad y con excelentes hojas de servicios, acaban de ser juramentados como la nueva Junta Directiva de dicho gremio, encabezada por Carlos Fernández en la presidencia, Adán Celis Michelena  en la primera vicepresidencia, Felipe Capozzolo en la segunda vicepresidencia y Cesar Guillen, quien estará al frente de la tesorería de la institución.

Pocas veces, la directiva de esa organización había estado conformada por líderes tan prominentes y representantes de los más importantes gremios empresariales del país.

Carlos Fernández viene de ser primer vicepresidente de Fedecámaras, Adán Celis, ocupaba la presidencia de Conindustria y Felipe Capozzolo se desempeñaba como presidente de Consecomercio, unidos a un extraordinario y destacado dirigente gremial de Mérida, como es Cesar Guillen.

Esta recién estrenada directiva, a no dudarlo, tiene un enorme reto por delante.

¿Cuál es la magnitud de ese reto?

Podríamos decir, que estamos ante una directiva de altos kilates y extraordinarios méritos, lo cual daría garantía de una excelente gestión, pero, no obstante, también debe ser destacado que esa directiva de tan grandes líderes gremiales, se encuentra ante una Venezuela con una de las peores crisis de su historia, con niveles impresionantes  de empobrecimiento, retroceso económico, devaluación, inflación, cierre de empresas y severa contracción económica, que ha generado el asombro mundial por semejante retroceso y que, lastimosamente, ha significado un devastador proceso de deterioro en la calidad de vida de sus habitantes.

Por tanto, una de las directivas de mayor calibre gremial, se enfrenta a unos de los retos más descomunales que haya tenido directiva alguna de esa prestigiosa organización gremial.

Afrontar la dirección de un gremio empresarial, ante tan demoledora situación, con un gobierno que ha pretendido aplicar un modelo económico inviable y ruinoso, que además no cree en la industria privada y ha mantenido un discurso de ataques, descalificaciones y que ha expropiado muchas empresas, no es tarea fácil.

¿Cómo afrontar ese reto?

Fedecámaras debe ser muy ingeniosa, sensata, cuidadosa y vigilante de sus pasos y acciones, para afrontar semejante reto. Veamos declaraciones de sus principales directivos:

«Hoy estamos en una coyuntura que nos abre el camino para conquistar la modernidad. No veo un futuro en el país, si no asumimos con seriedad y compromiso un proceso profundo de negociación entre todas las partes», expresó Carlos Fernández.

“El respeto debe ser, en primera instancia, la base sobre la cual se establezcan todas las relaciones humanas.  Y estoy aquí, de pie frente a este auditorio, exigiendo respeto: hacia nuestros semejantes, a la propiedad privada, a nuestras instituciones, a la actividad gremial. Respeto a Venezuela”, Adán Celis Michelena.

El gran desafío de Fedecámaras, es seguir cumpliendo sus objetivos y propósitos, definidos en su misión y visión, cuales son:

“Fortalecer al sistema empresarial venezolano, sobre la base de los principios de la libertad económica y la democracia”

“Ser la Institución gremial líder del empresariado venezolano, comprometida con el desarrollo económico y social del país. Sólida, crecida y dinámica, que con cada una de sus actividades, fortalece el sistema empresarial venezolano”

Avanzar en esos objetivos, ante un gobierno como el actual, requerirá de la máxima inteligencia, sentido común, habilidad negociadora y persuasiva, capacidad de comunicación, efectividad en las relaciones con sus agremiados y con otras instituciones, tanto nacionales como internacionales, para construir poderosas alianzas u entendimientos que les permita una excelente gestión, apegada a sus principios y postulados.

En esa travesía, el gremio debe interactuar ante las diferentes instancias de gobierno, como también con el liderazgo nacional, del gobierno y de los sectores que lo adversan.

Si Fedecámaras se acercara mucho al gobierno, sus líderes serían muy fácilmente señalados como “colaboradores y genuflexos” ante el oficialismo, lo cual le restaría su poderosa credibilidad actual y su fuerza institucional. Si Fedecámaras se enfrenta al gobierno muy fuerte y se “alineara” con sectores y partidos de oposición, perdería su esencia gremial, se convertiría en una especie de ente partidista, rompiendo la conexión natural con sus agremiados, con la ciudadanía y desnaturalizaría su índole gremial y seria vista como un actor político-partidista más.

En ambos extremos, Fedecámaras, el movimiento empresarial, la economía y todo el país, saldrían perjudicados. Hay que buscar opciones que permitan llegar a los acuerdos y entendimientos que beneficien a la nación.

El reto de Fedecámaras es descomunal. Todo el empresariado, los gremios, los sectores económicos y quienes aspiran a mejores condiciones de vida, deben dar su decidido apoyo y respaldo al gremio, para lograr éxito en sus hermosos objetivos. La oportuna, transparente comunicación y procesos de consulta, especialmente con su base de apoyo, es crucial para no “aislarse” y evitar ser malinterpretados. Adelante Fedecámaras!!

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Waldo Negrón

Twitter: @Waldo_Negron. Instagram: @waldonegron

Facebook; Waldo Negron

LinkedIn: Waldo Negron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.com