Columna: Desde El Orinoco

0
480

El Buen Humor. Condimento esencial en la Felicidad

“La ironía hiere, el humor sana. La ironía puede matar, el humor ayuda a vivir. La ironía aplasta, el humor libera. La ironía es implacable, el humor es misericordioso. La ironía humilla, el humor es humilde”. André Comte-Sponville, filósofo francés

Este pensamiento, nos genera importantes reflexiones

¿Es necesario el Buen Humor?. ¿Es lo mismo el buen humor con las risas burlonas? ¿Las risas forzadas, son parte del Buen Humor?

Lo primero que debemos tener presente, es que el buen humor, es una parte esencial de nuestras vidas. Todos los seres humanos, si lo queremos y lo desarrollamos, podemos alcanzar altos niveles de ese buen humor y hacernos más grata la vida. No obstante, para que ese buen humor aflore y se haga presente, debemos tener armonía interna, equilibrio y una buena disposición mental para abordar la vida con alegría y optimismo, aunque tengamos dificultades. Dicho de otra manera, las personas sanas, sin resentimientos, que no se dejan llevar por las malas energías, que asumen su vida con espíritu alegre, son mucho más propensas a dar muestras del buen humor.

Todos los estudios recientes, indican que la risa es un “sanador” del cuerpo humano, tanto física como emocionalmente. De allí que se haya puesto de moda la llamada Risoterapia, como un mecanismo terapéutico para tratamiento de dolencias físicas y de situaciones de tristeza, decaimiento, frustración y esos estados de ánimos caídos y melancolía o depresión. Los terapeutas, Coach y facilitadores de procesos de crecimiento personal, han venido incorporando la Risoterapia y las sesiones de relajación, reflexiones, risas y juegos, para ayudar a las personas que caen en estados de mucho desaliento y tristeza.

La risa nos potencia, nos hace más sanos y nos predispone para proyectos nuevos, para ver la vida con mayor optimismo, para darnos fortaleza, ánimo, energía, creatividad y muchas ganas de lograr metas en la vida. En otras palabras, entre menor sea nuestro buen humor, entre menos presente esté la risa entre nosotros, pero será nuestra salud y la calidad de vida. De allí que, apreciados lectores, debemos tomar las previsiones para que ese “condimento” esencial en nuestras vidas, como es la risa y el buen humor, vayan creciendo en nuestras existencias

El Papa Francisco, dijo en una oportunidad: A veces, estos cristianos melancólicos tienen más cara de pepinillos en vinagre que de personas alegres que tienen una vida bella. Esto reitera que también la iglesia católica, ha sabido valorar e interpretar cabalmente, con sabiduría, la importancia del buen humor y la risa en nuestras vidas.

Ahora bien, debemos aclarar que el buen humor, no tiene similitud alguna con el llamado sarcasmo, la ironía, el conocido “humor negro” ni esas risas prefabricadas, forzadas o poco espontáneas. El buen humor no es nada grotesco, ni de mal gusto, ni menos aún, ojo con eso, puede ser utilizado para ridiculizar, ofender, maltratar o desacreditar a otra persona

El buen humor, es espontáneo, sincero de buen gusto, oportuno, comedido, respetuoso y que trae buenos efectos entre las personas.

Las personas con buen humor son francas, sencillas, observadoras y con mucho tino para esas “salidas” jocosas, oportunas y que generan la risa y distensión entre los presentes.

Se afirma, en consecuencia, que nada que genere efectos negativos, ni ofensivo contra otros, puede ser considerado buen humor. De manera que la ironía, cuyos efectos son muy negativos, es opuesta al buen humor y no debemos aplaudirla

Si queremos dar cabida al buen humor, lo que debemos hacer es alimentar la paz interna entre nosotros, fortalecer las ganas de ser útiles a la sociedad y ser solidarios con los demás, asumir la vida con actitud positiva y tratar de ver el lado bueno de las cosas que nos ocurren. Siendo optimistas, bien intencionados y buscando buenos pensamientos y positivas energías, comenzaremos a “sentir” que aflora el buen humor, la risa se hace más frecuente y tendremos mejor calidad de vida. Vigilemos la cantidad de nuestras risas…y sabremos si estamos alimentando ese necesario Buen Humor

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hasta la próxima semana. Gracias por leerme. Email: ywpalacios@gmail.com.

Twitter: @Waldo_Negron. Instagram: @waldonegron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.wixsite.com/website