Columna: Desde El Orinoco

0
742

La Determinación y Perseverancia. Claves para el éxito

Deseo compartir con mis excelsos lectores, un reportaje publicado https://es.wikipedia.org/wiki/Glenn_Cunninghamen, el cual expresa lo siguiente:

Glenn V. Cunningham (4 de agosto de 1909 – 10 de marzo de 1988), nacido en Elkhart, Kansas, fue un corredor de fondo y atleta estadounidense, considerado por muchos como el mejor corredor de una milla de su país, de todos los tiempos. En 1933 recibió el premio James E. Sullivan, como el mejor deportista amateur en los Estados Unidos.

Cunningham marcó récords mundiales para la milla, los 800 metros y para los 1500 metros. En 1934 estableció el récord mundial de la carrera de una milla y en 1936 el récord mundial en la carrera de 800 metros. Participó en los JJOO 1932 y 1936.

En la final de 1.500 metros en Berlín, Cunningham superó el récord mundial pero fue derrotado por Jack Lovelock y recibió la medalla de plata. Cunningham se retiró después que los Juegos Olímpicos de 1940 fueron cancelados.

Fue apodado como “Kansas Flyer”, la “Elkhart Express” y el “Caballo de Hierro de Kansas”.

A la edad de ocho años, Glenn Cunningham sufrió un grave accidente al incendiarse la escuela donde estudiaba, al lado de su hermano Floyd, de diez años de edad, Floyd no sobrevivió al incendio.

Las piernas de Glenn sufrieron muy graves quemaduras por lo que los médicos recomendaron su amputación. Su desazón fue tal que sus padres no lo permitieron. Los médicos predijeron que nunca podría volver a caminar. Había perdido toda la carne en las rodillas y espinillas y todos los dedos de su pie izquierdo.

Además, su arco transversal quedó prácticamente destruido. Sin embargo, su gran determinación, junto con los masajes diarios que le daban sus padres, le permitió recuperar gradualmente, la capacidad de caminar y después correr.

Fue a principios del verano de 1919 cuando por primera vez intentó volver a caminar, casi dos años después del accidente. Tenía una actitud positiva, así como una fuerte fe”.

Este impresionante y muy aleccionador ejemplo, nos evidencia claramente lo que somos capaces de hacer los seres humanos, TODOS, cuando nos llenamos de determinación, tenacidad, perseverancia y enorme decisión, de conseguir nuestras metas, a pesar de las grandes dificultades que puedan presentarse en el camino.

El “espíritu” de Glenn Cunningham, cuando lo anidamos en nuestro ser, nos puede llevar a obtener logros increíbles y hasta imposibles, según la visión de muchos, con lo cual derribamos toda suerte de incredulidad, temor, vacilación y las típicas excusas y justificaciones, para no salir en búsqueda de nuestros anhelos y sueños.

Muchos, muchísimos, de nosotros, sin tener ninguna limitación del tamaño y la proporción de nuestro personaje de hoy, nos quedamos a medio camino, o no logramos nuestras metas o peor aún, ni siquiera intentamos concretar esos deseados objetivos personales, porque consideramos que es “difícil” o porque requiere mucho esfuerzo o no tendremos ayuda o no están dadas las condiciones, o cualquier otra excusa, lo cual indica que el éxito, la realización personal y el alcanzar nuestros anhelos existenciales, SI pueden ser logrados, siempre y cuando, nos llenemos de una gran determinación y perseverancia para hacerlos realidad.

Cada vez que tengamos una dificultad, caída o contratiempo, cada vez que nos sintamos débiles, desfallecidos o abrumados, cada vez que estemos a punto de abandonar un objetivo, recordemos las enormes limitaciones y dificultades de nuestro admirado Glenn Cunningham tuvo que superar. Cuando nos arrope el cansancio, cuando no estemos en buenos momentos, cuando fallemos varias veces en obtener algo, cuando sintamos que “el mundo se nos viene encima” hagamos un alto para reflexionar y recordar esos monumentales ejemplos como Leopoldo Sucre Figarella Glenn Cunningham, para llenarnos de valor, energía, decisión y perseverancia, levantarnos de nuevo y salir, sin vacilaciones, a concretar ese anhelado sueño, en nuestras vidas

Finalmente, para cerrar les dejo este hermoso pensamiento:

“Las excusas y justificaciones, son propias de los mediocres. No hay meta imposible, cuando somos tenaces y perseverantes” Leopoldo Sucre Figarella

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Gracias por leerme.

Email: ywpalacios@gmail.com.

Twitter: @Waldo_Negron.

Instagram: @waldonegron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.wixsite.com/website