Columna: Desde El Orinoco

0
613

Cuando los niños se vuelven héroes mundiales

Deseo compartir con mis lectores, un escrito publicado en la página web My Daily Self Motivation, escrito por el colaborador Nubes, relacionado con 2 niños que impactaron al mundo el cual expresa lo siguiente:

Caso 1: Thandiwe Chama

“Una niña zambiana de 16 años, Thandiwe Chama, del municipio de Chawama de Lusaka, se hizo con el Premio Internacional de la Paz de los Niños 2007 superando a otros 28 candidatos de todo el mundo. El prestigioso premio fue entregado a Thandiwe en La Haya el domingo por el Premio Nobel de la Paz, Betty Williams y el iniciador de Live8, Sir Bob Geldof. El Premio consiste en una estatuilla, “Nkosi”, y 100.000 euros, que se otorgarán a un proyecto de ayuda directa en el espíritu de los jóvenes ganadores.

En 1999, cuando solo tenía ocho años, su escuela estaba cerrada porque no había maestros.

Thandiwe se negó a aceptar esto y llevó a otros 60 niños a caminar para encontrar otra escuela. Como resultado, todos los niños fueron llevados a la escuela Jack Cecup. Fortalecido por este logro, Thandiwe ha estado luchando desde entonces por el derecho a la educación de todos los niños.

Thandiwe sigue impresionando, por ejemplo, hablando en la iglesia sobre los niños y el SIDA, un tema que no siempre se discute fácilmente en las iglesias. Con un amigo, ella escribió e ilustró un folleto titulado “El pollo con SIDA”, y les contó a los niños pequeños los peligros del SIDA.”

“Es muy importante saber que también un niño tiene derechos. En la escuela aprendí sobre derechos. Y entonces supe que esto era algo por lo que quería luchar. Porque si a los niños se les da una oportunidad, seguramente pueden contribuir a hacer de este mundo un lugar mejor”. – Thandiwe Chama

Caso 2: Nkosi Johnson

Nkosi, nacido Xolani Nkosi, nació en Nonthlanthla Daphne Nkosi en un municipio al este de Johannesburgo en 1989. Nunca conoció a su padre. Nkosi era VIH positivo desde el nacimiento y fue adoptado legalmente por Gail Johnson, un profesional de relaciones públicas de Johannesburgo, cuando su propia madre, debilitada por la enfermedad, ya no podía cuidarlo. La joven Nkosi Johnson llamó la atención pública por primera vez en 1997, cuando una escuela primaria en el suburbio de Melville en Johannesburgo, se negó a aceptarlo como alumno debido a su estado seropositivo. El incidente causó furor en el nivel político más alto (la Constitución de Sudáfrica prohíbe la discriminación por motivos de estado médico) y la escuela luego revirtió su decisión.
Nkosi fue el orador principal en la 13ª Conferencia Internacional sobre el SIDA, donde alentó a las víctimas del SIDA a que se expresen abiertamente sobre la enfermedad y busquen un tratamiento igualitario. Nkosi terminó su discurso con las palabras.

“Cuídanos y acéptanos, todos somos seres humanos. Somos normales. Tenemos manos Nosotros tenemos pies Podemos caminar, podemos hablar, tenemos necesidades como todos los demás, no tengas miedo de nosotros, ¡todos somos iguales!

Nelson Mandela se refirió a Nkosi como un “ícono de la lucha por la vida”. Ocupó el quinto lugar entre los grandes sudafricanos de SABC3. En el momento de su muerte, él era el niño VIH positivo que había sobrevivido más tiempo.

Junto con su madre adoptiva, Nkosi fundó un refugio para madres VIH positivas y sus hijos, Nkosi’s Haven, en Johannesburgo. [6] En noviembre de 2005, Gail representó a Nkosi cuando recibió póstumamente el Premio Internacional de la Paz de los Niños de manos de Mikhail Gorbachev. Nkosi’s Haven recibió el premio en efectivo de US $ 100,000 de la Fundación KidsRights, así como una estatuilla que ha sido nombrada Nkosi en honor de Nkosi Johnson. La vida de Nkosi es el tema del libro We Are All the Same de Jim Wooten

Este conmovedores relatos, nos evidencian que no hay edad para trascender y haces cosas muy valiosas para otros. Los niños suelen ser subestimados y un tanto “relegados” por los adultos, por no creerlos capaces de hacer cosas importantes, ni siquiera cosas sencillas

Estos impactantes ejemplos, al igual que miles y miles de otros niños en el mundo, nos demuestran que estamos bastante equivocados, sobre las posibilidades de los niños y la contribución que ellos pueden dar a sus familias y las sociedades donde ellos viven

Los ´padres, maestros, familiares y los adultos en general, debemos incorporar importantes cambios en nuestra conducta hacia los niños y en la manera de entender.

Los niños merecen nuestro máximo respeto, amor y valoración para que den los máximo de si mismos

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Gracias por leerme.

Email: ywpalacios@gmail.com.

Twitter: @Waldo_Negron.

Instagram: @waldonegron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.wixsite.com/website