Columna: Desde El Orinoco

0
209

¿Ha hecho su inventario de cosas perdidas?

Les comparto esta historia, muy útil para nuestras vidas.

A mi abuelo aquel día lo vi distinto. Tenía la mirada enfocada en lo distante. Casi ausente. Pienso ahora, que tal vez presentía que era el último día de su vida.

Me aproximé y le dije:

“¡Buenos días, abuelo!”. Y él extendió su mano en silencio. Me senté junto a su sillón y después de unos instantes, un tanto misteriosos, exclamó:

“¡Hoy es día de inventario, hijo!”. “¿Inventario?”, pregunté sorprendido. “Sí. ¡El inventario de tantas cosas perdidas! Siempre tuve deseos de hacer muchas cosas que luego nunca hice, por no tener la voluntad suficiente para sobreponerme a mi pereza. Recuerdo también aquella chica que amé en silencio por cuatro años, hasta que un día se marchó del pueblo sin yo saberlo. También estuve a punto de estudiar ingeniería, pero no me atreví. Recuerdo tantos momentos en que he hecho daño a otros por no tener el valor necesario para hablar, para decir lo que pensaba. Y otras veces en que me faltó valentía para ser leal. Y las pocas veces que le he dicho a tu abuela que la quiero, y la quiero con locura. ¡Tantas cosas no concluidas, tantos amores no declarados, tantas oportunidades perdidas!”.

Luego, su mirada se hundió aun más en el vacío y se le humedecieron sus ojos, y continuó:

“Este es mi inventario de cosas perdidas, la revisión de mi vida. A mi ya no me sirve. A ti sí. Te lo dejo como regalo, para que puedas hacer tu inventario a tiempo”. Luego, con cierta alegría en el rostro, continuó: “¿Sabes qué he descubierto en estos días? ¿Sabes cuál es el pecado mas grave en la vida de un hombre?”.

La pregunta me sorprendió y solo atiné a decir, con inseguridad: “No lo había pensado. Supongo que matar a otros seres humanos, odiar al prójimo y desearle el mal…”. Me miró con afecto y me dijo:

“Pienso que el pecado más grave en la vida de un ser humano, es el pecado por omisión. Y lo más doloroso es descubrir las cosas perdidas, sin tener tiempo para encontrarlas y recuperarlas.”

Al día siguiente, regresé temprano a casa, después del entierro del abuelo, para hacer con calma mi propio “inventario” de las cosas perdidas, de las cosas no dichas, del afecto no manifestado.

¿Qué le parece esta conmovedora historia, amigo lector? ¿Ha hecho su inventario?,

 La vida nos ofrece oportunidades maravillosas, que de ser utilizadas oportunamente, podrían transformar nuestras existencias. Lastimosamente, lo cual puede ser remediado, la falta de; confianza en nosotros mismos, de valoración propia, de seguridad en nuestras posibilidades y otras limitaciones mentales e incredulidad propia, nos hacen pasar por la vida, sin concretar metas y anhelos.

Son muchas las personas cuyos “inventarios” de vida, representan una enorme lista de cosas no hechas, de proyectos inconclusos y de sueños que nunca se concretaron.

El abuelito de esta historia hizo reflexionar mucho a su nieto y allí está la importancia de estas reflexiones.

No podemos dejar que se nos pase el tiempo, sin materializar esos hermosos anhelos personales, por falta de seguridad en notros, por estar llenos de dudas y vacilaciones, a la hora de concretar esos deseos.

¿Qué sentido tiene pasar la vida dejando de hacer las cosas que aspiramos….para lamentarnos al final de nuestras vidas, de haber acumulado un enorme inventario de cosas no hechas?

Despertemos queridos lectores, especialmente aquellos que sus “Inventarios” están creciendo y engordando. Todos tenemos infinitas posibilidades, todos podemos llegar muy lejos, todos podemos llevar a la práctica esos anhelos y sueños, pero pocos nos convencemos de que esas metas son posibles.

Es la hora de la reacción, del “sacudón” oportuno, a tiempo, de romper esa nefasta tendencia a la acumulación de cosas sin hacer.

Estamos en la llamada cuarenta colectiva, tiempo para las reflexiones, revisión y ajustes en nuestras vidas. No se conformen con “pensar y soñar” y luego se olvidan de sus metas. Den un paso al frente, actívense y lancen sus vidas en procura de sus metas y objetivos. Seguro que lo podrán lograr. Adelante!!!!!

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hasta la próxima semana. Gracias por leerme.

Waldo Negron

Email: ywpalacios@gmail.com.

Twitter: @Waldo_Negron.

Instagram: @waldonegron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w