Columna: Desde El Orinoco

0
250

¿Cómo está su deseo de Superación Personal?

Quiero compartir con mis apreciados lectores, una historia de una venezolana, tomada del Blog Doggies. El relato expresa:

“Jacqueline Saburido es una joven venezolana que viajó a Austin, Texas (EE.UU) para estudiar inglés. Tenía 20 años en 1999. Disfrutaba nadar, bailar flamenco y pasar tiempo con su familia y amigos. Un mes después de su llegada, cuando regresaba a su casa en automóvil con amigos, luego de un cumpleaños, un conductor borracho provocó un accidente que causó la muerte de dos de sus acompañantes, heridas a otros dos y quemaduras gravísimas a ella, que la desfiguraron por completo”.

¿Cómo fue el accidente?

“El día del accidente ocurrido el 19 de septiembre de 1999, Jacqueline iba en el asiento del acompañante con su cinturón de seguridad puesto. El choque fue frontal y en sólo cuestión de segundos el automóvil empezó a incendiarse en la parte delantera.

Reggie Stephey, el conductor del otro vehículo, resultó ileso gracias al airbag. El análisis de alcoholemia le dio 1,13 cuando el máximo permitido es de 0,8. Él fue quien llamó al 911, pero dos paramédicos, que de casualidad pasaban por el lugar, empezaron a asistir a las víctimas”.

“Saburrido sufrió quemaduras de tercer grado en el 60% de su cuerpo y lo peor le tocó a su cara, manos, muslos, parte de la espalda y la zona abajo de las rodillas. Los médicos hicieron hasta casi lo imposible. Arreglaron fracturas en un brazo, una pierna y una mano. Batallaron contra infecciones y fiebre altísimas”.

“Probaron con auto injertos y piel de donante cadavérico. Incluso apelaron a las sanguijuelas para ayudar a restablecer la circulación sanguínea. Hoy Jacqueline ya no tiene cabello, perdió la nariz, los labios y la oreja derecha, recibió un trasplante de córnea y le amputaron parte de los dedos de las manos. La operaron más de 50 veces”.

“Debido a que, apasionadamente, ella quiere hacer una contribución para reducir los accidentes por conductores ebrios, ella estuvo de acuerdo en aparecer en los comerciales televisivos patrocinados por el Departamento de Transportes de Texas y el Departamento de Seguridad Pública de Texas que empezaran en todo el estado”

¿Qué les parece, queridos lectores?

Acá tenemos una impresionante historia de una mujer, con increíbles ganas de superación personal. Una venezolana al borde la muerte, completamente desfigurada en un accidente y que haya superado más de 50 operaciones, mantenga su optimismo y se haya dedicado, a participar en campañas publicitarias contra los conductores que manejan, luego de consumir alcohol

Por supuesto que todos al leer la historia, sentimos honda desaprobación contra esos conductores ebrios y obviamente, sus comerciales han llevado a la reflexión a millones de conductores. No obstante, quiero resaltar el espíritu valiente y las ganas de vivir de nuestra admirada Jacqueline Saburrido y agradecer a este blog Doggies, por haber publicado tan importante historia, que nos debe servir de honda reflexión

“Mas hace el que quiere…….que el que puede” reza un viejo adagio venezolano. Creo que ese aserto, se aplica perfectamente a este impactante caso

Lastimosamente, nos encontramos con muchísimas personas, demasiadas diría yo, que no son capaces de superar escollos y que se “derrumban” ante dificultades, incluso ante pequeños obstáculos

Nuestra protagonista de hoy, Jacqueline Saburrido merece un pedestal de reconocimiento, por su ejemplar actitud y su indoblegable espíritu de superación y ganas de vivir

Creo que el espíritu Saburrido debe ser “difundido” por el mundo y ojalá que el mismo sirva de acicate y motivo de rectificación, a tantas personas que se doblegan, se subestiman y no se creen capaces de salir adelante, a pesar de las dificultades. Cada uno de nosotros podemos llegar lejos y alcanzar nuestras metas.

Les recomiendo, respetados lectores, que cuando nos sintamos ante severos tropiezos, cuando sintamos que tenemos una dificultad muy seria por delante, recordemos el ejemplo de Saburrido. Pensemos en ella, en su formidable batalla contra la muerte y su perseverancia y determinación a salir adelante

Si Saburrido pudo superar semejante trance y salir de un quirófano, para hacer su vida e incluso, ayudar a otros a superar dificultades, también lo podemos nosotros.

Estamos preparados y Dios nos dio suficientes talentos y potencialidades físicas, mentales y de diverso orden, para triunfar y concretar nuestros sueños y anhelos. De nosotros depende!!!

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Waldo Negrón. Hasta la próxima semana.

Gracias por leerme.

Email: ywpalacios@gmail.com.

Twitter: @Waldo_Negron.

Instagram: @waldonegron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.wixsite.com/website