Columna: Desde El Orinoco

0
271

¿Por qué fracasamos en la vida?

Soy un convencido de las repercusiones que tienen, sobre nuestras vidas, la actitud mental, la disposición y la forma de enfrentar nuestras existencias. Tanto en mis labores de asesoría gerencial, como en mis escritos semanales, he insistido mucho sobre los aspectos que nos llevan al éxito, que nos sacan de la mediocridad, que nos elevan por encima de las dificultades y en general, sobre los elementos que “potencian” al ser humano.

Les comento que en la realización de un taller gerencial sobre crecimiento personal, uno de los participantes me increpó. “Waldo por qué no hablamos, en detalle, sobre las razones que nos llevan al fracaso”.

Su pregunta me dejó pensativo por unos segundos y luego procedí a responder su inquietud. Posteriormente, me puse a reflexionar sobre la turbación del mencionado participante. Lo ocurrido ese día me alertó, sobre la necesidad de dedicar una de mis columnas semanales a ese tema. Así que hoy, les traigo unos comentarios sobre las razones que nos llevan al fracaso.

Me apoyaré en unos enjundiosos estudios, realizados por Napoleón Hill, quien se dio a la encomiable tarea de recoger experiencias sobre personas “fracasadas” y cuyos resultados expuso en un trabajo, de donde extraigo los siguientes aspectos resaltantes.

Napoleón Hill comenta: “La mayor tragedia de la vida es la de los hombres y las mujeres que se empeñan seriamente en fracasar. La tragedia reside en la abrumadora mayoría de personas que fracasan, en comparación con las pocas que alcanzan el éxito. Yo he tenido el privilegio de analizar a varios miles de hombres y mujeres, el 98 % de los cuales habían sido catalogados como «fracasos»”.

Creo que el reconocido Hill tiene mucha razón en sus comentarios. Analizando los resultados de la mencionada investigación, encontramos que el estudio de Hill resalta que las 5 razones más importantes de nuestro fracaso son:

Ø  Falta de un propósito definido en la vida.

Ø  Ausencia de ambición para elevarse por encima de la mediocridad.

Ø  Educación insuficiente.

Ø  Falta de autodisciplina.

Ø  Carecer de Perseverancia.

El amigo Hill hace mucha insistencia, lo cual he corroborado en mi peregrinar por ese mundo de la consultoría, la gerencia y las empresas, que nuestro fracaso es EXCLUSIVAMENTE imputable a nosotros mismos.

Existe la generalizada tendencia a “culpar” a otros por nuestras caídas, errores y fracasos, lo cual parece más bien indicar la necesidad de buscar un “culpable” fuera de nosotros, tal vez con la vana ilusión de no ver nuestra propia y absoluta responsabilidad, en lo que obtenemos de nuestras vidas.

Hill ratifica que en nuestras manos (y sólo en nuestras manos) tenemos la llave que nos puede abrir las puertas del éxito y las realizaciones personales. NO es cierto que el entorno ni las personas que nos rodean, tampoco nuestros jefes, ni las parejas, amigos o familiares, sean los responsables de que obtengamos resultados mediocres en nuestras existencias.

Sabemos que en las mismas circunstancias y en el mismo entorno de una ciudad o país, encontramos personas capaces de obtener resonantes éxitos y otros, con el fracaso en sus alforjas. La diferencia ha sido el tipo de actitud personal, digamos las respuestas personales que cada uno da ante la vida.

Aquellos que dan respuestas apropiadas a los 5 aspectos que resalta Hill (a pesar de las dificultades que puedan tener frente a si) reciben su estimulante y grata compensación. Los que “deambulan” por la vida cometiendo los errores señalados en esa lista de Hill, pues terminan “comiendo” el polvo de la derrota.

Como docente universitario he comprobado que los mejores estudiantes no son aquellos que tengan mejores condiciones económicas, ni siquiera los que puedan tener un Coeficiente de Inteligencia mayor. Los triunfadores son aquellos capaces de retar las dificultades con perseverancia, con gran dedicación a su formación y total convencimiento de que pueden ser exitosos.

El Éxito se corresponde con una actitud ante la vida. Todo depende de nosotros mismos.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Waldo Negrón.

Email: ywpalacios@gmail.com.

Twitter: @Waldo_Negron.

Instagram: @waldonegron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.wixsite.com/website