Columna: Desde El Orinoco

0
339

¿Debemos aceptar regalos que no queremos?

Había un profesor comprometido y estricto, pero muy reconocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo. Un cierto día, al terminar las clases, y mientras organizaba unos documentos encima de su escritorio, uno de sus alumnos se le acercó y en forma desafiante le dijo:

“Profesor, lo que más me alegra de haber terminado las clases es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré dejar de ver su fastidiosa cara”.

El alumno estaba erguido y arrogante, esperando que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado. El profesor miró de frente al alumno por un instante y en forma muy tranquila, le preguntó:

“Cuando alguien te ofrece algo que no quieres, ¿lo recibes?”

El alumno quedó desconcertado por la inesperada pregunta y no pudo más que contestar:

“Por supuesto que no”, repuso en forma aprensiva y fría.

“Bueno, prosiguió el profesor, cuando alguien intenta ofenderme, o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo (en este caso una emoción de rabia y rencor) que yo puedo decidir aceptar o no aceptar”.

“No entiendo a qué se refiere”, replicó el alumno confundido.

“Muy sencillo, dijo el profesor, tú me estás ofreciendo rabia y desprecio; y si yo me siento ofendido, o me pongo furioso, estaré aceptando tus emociones como un regalo. Y yo, mi amigo, en verdad prefiero obsequiarme mi propia serenidad”.

Enseguida añadió:

“Muchacho, tu rabia pasará; pero no trates de dejarla conmigo como si fuera un regalo porque no me interesa guardarla. Yo no puedo controlar lo que tú llevas en tu corazón, pero de mi depende lo que yo cargo en el mío”.

¿Qué les parece, apreciados lectores?

Lastimosamente, muchísimas personas no son capaces de “dominar” sus emociones y caen con enorme facilidad en la provocación, agravios, ofensas o expresiones toxicas y negativas de quienes le rodean

El profesor de nuestra historia le dio una dura e inolvidable lección al arrogante joven. De la misma manera, muy respetados lectores, debemos saber NO ACEPTAR los mensajes, acciones o emociones negativas de otras personas. Debemos, ante todo, evitar ser partícipes de expresiones fuera de tono, ofensivas o poco edificantes hacia los demás y también, debemos saber “rechazar” cualquier emoción negativa que otro nos quiera endilgar

Cuando tenemos madurez y control emocional, nos daremos cuenta que nuestra vida es mucho más grata, nuestra salud mejora y nuestros avances personales son mucho mayores. Saber manejar las emociones nos “abre” muchas puertas, nos permite alcanzar excelentes relaciones con nuestros semejantes, nos aleja de conflictos, nos eleva el liderazgo e influencia en nuestro entorno, nos hace más simpáticos, agradables, aceptados y mejor vistos por la sociedad. En fin, el manejo emocional es la gran “llave” (podríamos decir que mágica) que nos facilita enormemente nuestras existencias y nos permite alcanzar grandes éxitos, además de tener mayores niveles de salud, prosperidad y satisfacciones personales

Por el contrario, lo cual no deja de resultar triste y doloroso, las personas que viven sin controlar sus impulsos, que no son capaces de dominar esas energías negativas y toxicas, pues viven en permanente sobresalto, con serios problemas para las relaciones interpersonales, sin posibilidades de influir en otros, con nula capacidad de liderazgo y ascendencia en su medio, sin la fraternidad y armonía que se necesita para alcanzar las metas personales y paremos de contar

Cada día, en todo momento, tú puedes escoger qué clase de emociones o sentimientos quieres poner en tu corazón; y lo que elijas lo tendrás, hasta que decidas cambiarlo.

De nosotros depende. Si escogemos el camino del aprendizaje y el estudio de la inteligencia emocional, recibiremos sus beneficios y enormes ventajas. Si por el contrario, preferimos dejar de lado el manejo emocional, entonces nos tendremos que preparar para las negativas consecuencias.

 ¿Qué prefiere usted, mi querido lector?

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::..

Waldo Negrón

Email: ywpalacios@gmail.com.

Twitter: @Waldo_Negron. Instagram: @waldonegron

Facebook; Waldo Negron

LinkedIn: Waldo Negron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.wixsite.com/website