Columna: Desde El Orinoco

0
3265

Honor a Leopoldo Sucre Figarella

El próximo miércoles, 01 de Agosto, se cumplen 92 años del nacimiento del insigne Leopoldo Sucre Figarella y quiero rendirle homenaje a su memoria, con estas reflexiones.

Este baluarte del gentilicio venezolano, está considerado como uno de los mejores gerentes públicos de América Latina y se ganó el prestigio internacional, por su monumental y trascendente obra, en la administración pública venezolana.

¿Quién fue Leopoldo Sucre Figarella?

Nació en Tumeremo, el 01 de Agosto de 1926 y murió en Caracas el 16 de Octubre de 1996, a la edad de 70 años.

Era hijo de Juan Manuel Sucre Ruiz e Inés Figarella. De esa familia Sucre Figarella, nacieron Juan Manuel, Antonio, Francisco, Guillermo. Inés Matilde y Leopoldo. Su padre, Juan Manuel, era conocido como “Juancito” y se desempeñaba como Gerente de la Firma Rosales y Compañía

Leopoldo Sucre Figarella comenzó su prodigiosa e incomparable carrera en la administración pública venezolana, como Gobernador del Estado Bolívar en Septiembre de 1960, a la edad de 34 años. Allí estuvo hasta el 17 de abril de 1962, cuando el Presidente Rómulo Betancourt lo designa Ministro de Obras Publicas y en 1963 fue ratificado por Raúl Leoni, hasta 1968. Posteriormente, fue Ministro de Transporte y Comunicaciones en la gestión de Carlos Andrés Pérez, entre 1973-1978

La espectacular obra de Leopoldo Sucre Figarella, en sus 20 años como Ministro de diversas carteras, no tiene parangón alguno, en la administración pública venezolana.

Obras como la autopista Regional del Centro, Autopista Francisco Fajardo, distribuidores cruciales en la capital como los llamados Araña y Cien pies, diversos urbanismos, cientos de cetros de salud y hospitales, carreteras, parques, acueductos y una interminable lista de obras, las cuales abarcaron a todo el territorio nacional, lo convierten en una verdadera referencia como Gerente.

Grandes obras como el aeropuerto “La Chinita” en Maracaibo, el puente sobre el Lago de Maracaibo, la mayor parte de La Universidad del Zulia, el Hospital Central en Maracaibo, el puente Angostura, sobre el rio Orinoco en Ciudad Bolívar, autopista Puerto Ordaz-Ciudad Bolívar, autopista San Félix-Santa Elena, Puente sobre el rio Aro, Acueductos de Upata y El Callao, la represa Macagua I, el primer puente sobre el rio Caroní, entre muchísimas obras más, dejaron su imborrable huella en todos los estados venezolanos.

Su gestión como Ministro de Obras Publicas y en Transporte y Comunicaciones, le permitió llenar de obras al país y darle un incuestionable avance a la infraestructura nacional, las comunicaciones, la masificación de centros de salud, educativos, recreación y viviendas para los habitantes del país

Del mismo modo, como Ministro-Presidente de la CVG, durante 1984 hasta finales de 1993, concretó una verdadera transformación, modernización e impulso de toda la Región Guayana.

En esos gloriosos años, construyó otros tres  puentes sobre el rio Caroní, además de haber construido el primer puente sobre el Caroní, para unir a San Félix y Puerto Ordaz en 1967. Desde la CVG, construyó las sedes de la Alcaldía del Municipio Caroní y del Palacio de Justicia en Puerto Ordaz, la avenida Guayana y el Paseo Caroní, así como las represas de Guri, II y avanzó mucho en los proyectos de las represas Karuachi y Tocoma

También tuvo una total influencia en la construcción de la empresa explotadora de Bauxita, de Carbonorca, Conacal, Ferrocasa, Proforca y de las ampliaciones de Alcasa, Bauxilum, y Venalum,

¿Cómo pudo ser tan exitoso este gerente?

Leopoldo fue un verdadero genio para saber interpretar la esencia, con sus fortalezas y enorme debilidades, de la Administración Pública, para poder gerenciarla con tanta eficiencia y extraordinarios resultados

Abordaré este tema, en próximas entregas de estas reflexiones y les adelanto que esa trascendente gestión, fue posible por

  1. Respeto a la meritocracia. Se designaba a los mejores y meritorios
  2. Designación de gerentes y administradores competentes, meritorios y comprometidos
  3. Mucha inversión en la formación, capacitación y motivación del personal
  4. Clara visión del rol a cumplir

5  Las empresas eran manejadas con máxima eficiencia, rentabilidad y sustentabilidad

Cuando Leopoldo entregó la CVG, era una poderosa institución y desde Guayana se generaba el 40% del PIB no petrolero de Vzla. Todo un portento del desarrollo y la prosperidad del país. La próxima semana, ahondaré sobre el Legado Gerencial de Leopoldo Sucre Figarella.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Waldo Negron

Hasta la próxima semana. Gracias por leerme. Email: ywpalacios@cantv.net. Twitter: @Waldo_Negron. Instagram: @waldojosenegron