Columna: Desde El Orinoco

0
571

La Amistad. Un verdadero Tesoro

Tengo el enorme agrado de compartir, con mis apreciados lectores, unas reflexiones publicadas en https://www.guiaespiritualmente.com/espiritu-mente/cuentos-para-pensar-el-valor-de-la-verdadera-amistad. La historia dice:

“Había una vez dos amigos que estaban de viaje por el desierto. Entre el calor y la sed que estaban sufriendo, los dos amigos estaban cada vez más irritados y de mal humor.

De repente, los dos amigos empezaron a discutir, sin motivo aparente. La discusión fue cada vez más acalorada hasta que uno de los amigos le dio una bofetada al otro.

Dolido por lo ocurrido, el amigo escribió sobre la arena: Mi mejor amigo me ha pegado una bofetada. Siguieron con el camino, hasta llegar a un oasis.

Los dos amigos decidieron aprovechar el agua del oasis para bañarse y rebajar el calor que estaban sufriendo. Pero algo terrible ocurrió, el amigo que había recibido la bofetada empezó a ahogarse en el lago.

El otro amigo no se lo pensó dos veces y se lanzó a salvarlo. Lo sacó corriendo del agua y el amigo recuperó la conciencia. Agradecido, éste cogió una piedra y grabó en ella la siguiente frase: Mi mejor amigo me ha salvado la vida. Extrañado, su amigo le preguntó:

-¿Por qué después de abofetearte escribiste en la arena y ahora que te he salvado la vida, lo escribes en una piedra?

Su amigo, con una sonrisa en la boca le contestó: Cuando un amigo nos ofende o nos hace daño, debemos escribirlo en la arena para que el viento del perdón y el olvido lo borre cuanto antes. En cambio, cuando nos ayuda o nos da una alegría debemos escribirlo y grabarlo en una piedra para no olvidarlo nunca”.

Esta impactante historia, de la vida real, nos ratifica la enorme importancia que tienen los amigos, en nuestras vidas. No en balde, con sobrada razón, se cataloga a la amistad, como un verdadero tesoro. Los médicos y estudiosos de la salud y la conducta humana, han demostrado que los amigos, los buenos amigos, son un “bálsamo” de salud, vitalidad, entusiasmo, relax, buena vibra y una enorme contribución a nuestra felicidad

Los amigos, cuando son buenos y queridos amigos, nos ayudan a generan componentes físico-químicos, como la Serotonina y muchas endorfinas, que nos elevan el sistema inmunológico, nos llenan de mucha energía, ánimo, entusiasmo y nos contagian las ganas de seguir adelante y vencer dificultades

De allí, respetados lectores, la vital importancia de cultivar, y cuidad la amistad con personas que nos ayudan a vivir mejor, más saludable y más positivos ante la vida

Los verdaderos amigos, esos que debemos conversar en toda la vida, son una de las mejores inversiones que podemos hacer. Tener buenos amigos, es mucho más efectivo que cualquier medicamente y nos sirven de gran ayuda en nuestras vidas

Ahora bien, para conservar esos amigos, eso debemos tenerlo muy presente, es menester que sepamos entenderlos, respetarlos, darles nuestro apoyo, escucharlos mucho, darles solidaridad y tener la sabiduría y madurez de procesar sus incomodidades, malas respuestas e incluso malas actuaciones que ellos puedan tener. No se trata de un “subsidio” sentimental y entonces vamos a permitir que abusen de nosotros, nos maltraten o tengan un trato desconsiderado hacia nosotros, Se trata más bien , sepamos comprenderlo, de entenderlos como seres humanos, del mismo mido que ellos nos deben comprender a nosotros y estar preparados para esas “bofetadas” que nos señala la historia de hoy. Una reacción impropia de un amigo, un ser querido y valorado por nosotros, necesita nuestra comprensión y, posterior al impasse, realizar conversaciones francas, fraternos y de mucha comprensión, para dilucidar cualquier roce, agravio o incomodidad experimentada, con nuestro amigo

En decir, la amistad no es una línea recta, siempre grata y “rosa”, porque como seres humanos que somos, podemos cometer errores y malas acciones, pero un buen amigo, es imprescindible, debe hacernos los oportunos alertas y observaciones, para alimentar esa amistad y conservarla por muchos años

Cuidemos nuestros amigos, ellos nos necesitan y nosotros los necesitamos, muchísimo, a ellos. Los amigos nos dan salud, alegrías y felicidad. Cuidemos esos tesoros.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hasta la próxima semana. Gracias por leerme. Email: ywpalacios@gmail.com.

Twitter: @Waldo_Negron. Instagram: @waldonegron

Canal Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCmN9W8GHrXUZs88LEHudx8w

Página web: https://waldonegron.wixsite.com/website