Columna El Mundo de los Deportes

0
85

Saludos amigos deportistas de Guayana, de nuevo con ustedes para compartir el fabuloso Mundo de los Deportes.

Por lo general las personas y en especial las damas hacen un alto en sus dietas o cuidado físico en el mes de diciembre, con el «cuento» de que en enero comienzo nuevamente, esto trae como consecuencia que el esfuerzo y sacrificio hecho durante los once meses anteriores se pierda en cierta proporción. Hoy no les voy hablar de dieta pero si de pruebas de aptitud física que tanto necesitamos en nuestra agitada ciudad Guayana.

Con el desarrollo alcanzado en el campo del deporte y la educación física, las ciencias biomédicas aplicadas a la actividad física han experimentado un desarrollo vertiginoso unido al desarrollo de la tecnología moderna. Se han diseñado pruebas ergonométricas o conocidas popularmente como de laboratorio, capaces de medir directamente a las personas que se someten a las mismas, aptitud cardiovascular, la cantidad máxima de oxigeno que puede procesar el cuerpo durante la realización de un esfuerzo físico intenso, capacidad aeróbicas, entre otras.

Estas pruebas son necesarias para la investigación científica, pero son poco prácticas a gran escala, debido al alto costo del equipamiento y personal que se necesita para aplicarla a un pequeño grupo de personas, bien sea atleta o no. Tomando como referencia los trabajo realizados por el Dr. Kenneth Cooper, famoso y reconocido fisiólogo por su método » Cooper» que es utilizado por la mayoría de los profesores de educación física en nuestro país y me atrevo a decir que en el mundo entero, el ideó y desarrolló pruebas de campo más sencillas y que pueden aplicarse a grandes grupos; de población las que se correlacionan bien con el consumo máximo de oxigeno de una persona, establecidas con el resultado del laboratorio ideados para medir de una forma más fácil los resultados de los Hologramas aeróbicos , proporcionando así un cálculo fidedigno de la capacidad aeróbica o del consumo de oxigeno .

Sin embargo, no requiere de ningún equipo de laboratorio costoso, Pueden usarlas personas de todas las edades y se pueden medir grandes grupos al mismo tiempo.

Además de estas pruebas existen otras ideadas por otros profesionales para medir la capacidad de trabajo, pero en este caso solo nos vamos a referir a las pruebas de campo de Cooper. Estas pruebas no constituyen un requisito en el programa de ejercicios, y de hecho, es una contraindicación inicial para personas de más de 35 años de edad que no se encuentren en condición física.

No se recomienda tomar ninguna tipo de pruebas que requieren un esfuerzo máximo, a no ser que tenga menos de 35 años de edad, se encuentre en condición física o haya avanzado cuando menos las seis primeras semanas del programa que eligió para su acondicionamiento aeróbico.

Si cumple con los requisitos antes mencionados y se somete a la prueba, encontrara que son muy sencillas. Cubra la mayor distancia que pueda en 12 minutos cualquiera de las pruebas, acondicionando su cuerpo adecuadamente ante de la prueba; si ocurre cualquier síntoma no común durante la administración, no continúe, deténgase.

La prueba ideal para comenzar es de una distancia 2400 metros . Esta prueba requiere de un gran esfuerzo físico, por esta razón se recomienda que se aplique hasta después de seis semanas de entrenamiento, tiempo que debe permitir que se realicen las importantes adaptaciones fisiológicas del organismo. La próxima semana le estaremos explicando el procedimiento adecuado para comenzar la prueba.