Columna: El Teniente Medina

0
629

La orden fue matarlo

Soldado tuyo, Pueblo mío!!

I

17 años de aquel regreso triunfal del Comandante Hugo Chávez al Palacio de Miraflores, luego de que Dios metiera sus manos y lo salvara de quienes tenían la orden de matarlo.

Fue el 12 de Abril del 2002, en horas de la tarde, cuando trasladan al Comandante Chávez, ya prisionero de la Dictadura instaurada, de la Policía Militar acantonada en Fuerte Tiuna, al Helipuerto ubicado dentro de la jurisdicción de la Comandancia General del Ejército, en donde se encontraba el helicóptero que inmediatamente se lo lleva y lo saca del área.

Les dió miedo matar a Chávez en Caracas, por lo tanto los golpistas deciden continuar con el Plan de asesinarlo por fuera de la capital; de manera de alcanzar las mejores condiciones de compartimentación para guardar el secreto sobre el proceso de torturas a los que planeaban someterlo y la ejecución posterior, y de luego después, ocultar y esconder la identidad de los verdugos ejecutores.

Los golpistas asesinos intercambiaban ideas de como asesinarlo, basado en cómo quedaría mejor el espectáculo  mediático, en cuanto y tanto se lograse, se percibiera real y creíble las causas de su deceso y  pareciera todo culpa del prisionero.

  1. Chávez se volvió loco y se lanzó del helicóptero.
  2. Al bajarse del helicóptero en Turiamo, Chávez trató de huir y en la recaptura fue impactado por una bala y murió.
  3. Chávez logró obtener o apropiarse de un arma  y se suicidó.
  4. Chávez se ahorcó con su propia ropa.
  5. Chávez se apropió ilegalmente de un arma de fuego, generó un enfrentamiento con sus custodios y fue impactado mortalmente.

Mientras planeaban los responsables de asesinar a Chávez, el pueblo salía a las calles y La FANB se desplegaba para someter a los TRAIDORES A LA PATRIA, derrotar la tiranía y rescatar al Líder y Padre de la Revolución Bolivariana.

La orden fue MATARLO. Por qué no lo lograron?

Primeramente Dios lo salvó, Dios lo hizo por su inmensa misericordia y una vez más para que los hombres presenciaran su inmenso amor y recibieran un testimonio más de  su Poder.

Dios lo salvó, confundió las mentes de los designados para jalar y accionar el disparador del arma homicida. Los aturdió, los desvaneció y los puso a revolotearse sobre contradicciones y desacuerdo entre ellos. Dios hizo que no se pusieran de acuerdo.

Y la otra razón del porqué no lo lograron fue porque a los golpistas, a todos, los allí presentes y los no presentes, les dio miedo.

Sintieron de cerca la ira de un pueblo en la calle reclamando y exigiendo el retorno de Chávez; y la resolución de ese pueblo tomar la justicia por sus manos si al Comandante le asesinaban.

La oposición golpista reconoció el peligro que corrían todos y todas las familias, especialmente la de ellos (La Oligarquía)  ante la furia de un pueblo despojado de su amado líder.

Los factores de la oposición golpista, aterrorizados por el inmediato contraataque del pueblo, reconocieron el inmenso liderazgo de Chávez cuando les dio miedo matarlo.

Era eminente el  arrollamiento popular del cual iban a ser objetos si se suscitaba ese suceso.

Chávez regresó por un milagro de Dios y de un pueblo que ha decido ser libre a cuesta de su propia vida.

Chávez vivió, Chávez regresó, Chávez perdonó a sus verdugos, llamó al diálogo y la oposición volvió a conspirar contra la democracia y la paz nacional.

Luego Chávez dijo: El Chávez pendejo se quedó en el 2002. Con la oposición terrorista no se dialoga, se derrota.

Viva Chávez nuestro!!!

Nos vemos en la próxima edición

#BolivarSeLevanta @medinamacero @enfoquechavez