Columna: El Teniente Medina

0
611

MIS DÍAS DE EDECAN

Soldado tuyo, Pueblo mío!

A continuación comparto con ustedes, algunas memorias que ando escribiendo en mis tiempos de soledad y encuentro espiritual con el Comandante Chávez.

Como no recordarte en cada instante Comandante, eres un hombre de siglo, del siglo pasado y del siglo futuro, eres uno de esos seres que no nació en esta era, sino que vienes rodando desde allá desde los tiempos en donde ya el Padre de la Patria anunciaba tu inevitable aparición, tu parto fue entre los gritos y las lanzas que nos dieron la libertad!!!!  Naciste un 24 Junio de 1821, naciste al calor de la independencia,   tu nacimiento se decretó en Carabobo y junto a esa hazaña tu espíritu ya asumía su destino!!!! Naciste en el Monte Sacro, bajo la ebullición de ese solemne juramento, saliste de las letras del Decreto de Guerra a Muerte y su indiscutible resolución de vencer o morir,  en Discursos como el de Angostura surgió el carácter del Gran Centauro del Siglo XXI, del Huracán Chávez!!! Y con la Última Proclama de 1830, ya Bolívar en su lecho dando sus últimas órdenes, dirigió sus últimos deseos a quien desde lo alto y por designio de DIOS preparaba su incursión en la tierra para completar la obra de nuestra regeneración.

Aún recuerdo tus 50 años, fecha que le diste especial distinción en tu vida, tenías necesidad de dedicárselos a tus inicios, a tu niñez, al Hugo de Sabaneta, a tus recuerdos, a tus sacrificios, querías tener contacto con lo que tanto extrañabas, con tu Sabana, con tu crianza, con tu Barinas querida, con tus viejos amigos, con tu amada familia, tus padres y tus hijos. En diferencia a otras ocasiones, el encuentro con tu YO interno, gozó de prioridad en la Agenda Presidencial y no como fue una constante a lo largo de tu historia, que aun llamado por tus añoranzas, siempre fueron ellas sometidas a la reprogramación permanente, asumiendo que luego podía haber tiempo para eso. Al Igual que Bolívar, preferiste abandonar tus propias necesidades, para dedicarte por entero a la consolidación de la paz y la felicidad de los demás.

Llegamos a Barinas, aquella tarde……recibido al calor de la Barinas de tu niñez; tantos rostros que solo habitaban como fotografías dentro de los recuerdos del  Arañero de Sabaneta, los veías con una felicidad que no cabía en tu ser, entre abrazos, besos y lágrimas de emoción que te conmovieron y removieron el alma!!! Y fue así cuando después de una extraordinaria convocatoria familiar, entre tus amigos y la profundidad de la extensa sabana, se sella con una fotografía ese encuentro de inmenso amor……y aunque algunos no me crean se escuchaba y veía la fiesta que asumió la propia naturaleza, el llano mostrando vida, el llano lo conmemoró, organizó un desfile natural, el espectáculo de sus aves y el recio viento reclamaban también atención, y sin que yo me equivoque se podía entender, Bienvenido a tu casa Hugo Chávez!!!… por cierto… y como no amarte comandante?, cuando aún fuera de la rutina presidencial te diste el momento de observar como siempre todo tu alrededor y al percatarte que tu equipo de ayudantía y seguridad se mantenían al margen de la atención general, dijiste: “ Y ustedes que hacen allí?, métanse que ustedes también son parte de esta historia”.  De esa manera comenzó un histórico compartir, al mejor estilo del Poema “Por Aquí paso Compadre” de Alberto Arvelo Torrealba: …. “fue silbo de tierra libre, entre su manto y su sueño”.

TF.Christian Medina Macero.

Eterno Ayudante!!!

Nos vemos en la próxima edición.

#BolivarSeLevanta  @medinamacero  @enfoquechavez