Columna: El Teniente Medina

0
1279

Demos la batalla

Pueblo mío, soldado tuyo!

I

Tenemos que recuperar los principios y valores morales en nuestra sociedad; al encontrarnos cumpliendo con las tareas que la historia nos ha encomendado, nos podemos percatar de la descomposición ética y moral que por causa del amor al dinero, génesis de la corrupción, se mantiene fracturando la convivencia social.

Ustedes pueblo mío son centro de luces para la Patria Socialista en construcción, deben tener conciencia que debemos acabar con todos estos males que perturban la paz nacional y la tranquilidad colectiva. Y quien quiere vivir entre estos males? Solo aquellos que han caído en la seducción de obtener riquezas por los caminos fáciles; y sin embargo muchos de ellos querrán salir de esos caminos escabrosos, quienes también dependerán de nosotros, los que salvaremos a la patria de esos vicios oscuros.

La Guerra económica ha alcanzado dimensiones alarmantes; y sobre todo cuando una parte de la sociedad más vulnerable se encuentra siendo víctima y parte de las fuerzas enemigas, económicas inescrupulosas, de los mismos hambreadores del pueblo, que los inducen, vestidos de solución, a ser parte de la cadena destructiva de la economía nacional. Es hora de trabajar más en devolverle a toda la sociedad la autoestima, el sentido de pertenencia y sobre todo que vuelvan a descubrir el inmenso poder liberador y espiritual que existe en el trabajo conjunto, dentro del pueblo organizado, unificado y armónicamente entrelazados por los valores del amor, el esfuerzo colectivo, la solidaridad y el respeto mutuo.

II

Yo sueño en una sociedad socialista, donde no se le dé entrada a la rivalidad, a la venganza, al odio, a la competencia, a la envidia, al egoísmo, todos ellos fuentes del crimen y la corrupción; por ende de la destrucción de la familia y la sociedad toda. Para lograrlo tenemos que volver a inculcar la educación social, espiritual e histórica de la nación. Resaltar nuestra hermosa y gloriosa identidad, para sentirnos orgullosos y comprometidos con ella, que nazca y se forme un hombre, una mujer que asocie, relacione y esté convencido de que la prosperidad económica nacional de las familias en Venezuela, depende de su comportamiento probo, ético, amoroso, solidario, grato, honesto y servicial al otro; es el justo celo por nuestra tierra, por nuestras costumbres, por nuestra historia, por lo que somos carajo!!!

No lograríamos nada si a la par de la batalla diaria que tenemos que dar para que los enemigos de la revolución no nos roben la independencia reconquistada con el Comandante Chávez, no activamos como un todo, como el todo para vivir, la REVOLUCION EDUCATIVA POPULAR, que rompa el molde del hombre burgués, apátrida, individualista, egoísta y desinteresado por su tierra, en fin que no le importa, ni el pueblo ni el futuro de Venezuela.

La Revolución Educativa es una deuda que tenemos con Mi Comandante Chávez, tenemos que hacerla, sin miedo, estamos preparados para dar esa batalla, de allí depende todo lo demás; mientras que colegios y universidades egresen hombres y mujeres que se sumen a las filas del enemigo, estaremos nosotros trabando para ellos y nosotros no estamos aquí para trabajar para ellos, me refiero a los capitalistas, estamos aquí para trabajar por una Patria Socialista. Tenemos que modificar el pensum de estudio, ya definitivamente, y cargarlo de formación socialista enfocada en la historia venezolana, en los principios éticos y morales, en la ciencia comunal donde se encuentra la familia y la comunidad como centro de gravedad y las especializaciones en el marco de las necesidades de la patria en su proceso de recuperación, crecimiento y prosperidad económica en marcha; todos ellos con el fin de incrementar la identidad nacional y el compromiso con el desarrollo de nuestro país.

Nos vemos en la próxima edición!

@medinamcero @enfoquechavez #BolivarSeLevanta