Columna: Entre Colinas y Tepuyes

0
3110

Hacia un comercio justo del oro

Frente a la caída abrupta del ingreso petrolero y la recesión económica, producto del brutal bloqueo financiero internacional que se aplica contra Venezuela, es fundamental e impostergable avanzar hacia alternativas que brinden soporte y sustento al funcionamiento del país, y garanticen a nuestra población el bienestar, el desarrollo y la seguridad social soñada y ordenada por el Libertador desde esta misma Angostura, hace 199 años.

Sin lugar a dudas, una opción ampliamente sustentable, certera y de garantías, se enmarca en el Proyecto Arco Minero del Orinoco, con el ordenamiento de la explotación y comercialización de nuestras reservas auríferas, bajo un estricto control del Estado. En tal sentido, es necesario concertar y aplicar sistemas para democratizar y facilitar las transacciones de oro a pequeña escala, estableciendo patrones transparentes y equilibrados para un comercio idóneo del oro.

El objetivo es aumentar la capacidad de compra y recaudación del Banco Central de Venezuela, por medio de los pequeños mineros y proveedores de oro que operan en el estado Bolívar. Por ello, cumpliendo instrucciones del gobernador Justo Noguera, en enero de este año presenté ante el BCV una propuesta construida junto a los pueblos mineros de los municipios Piar, Roscio, El Callao, Sifontes y Gran Sabana, con el valioso apoyo de los alcaldes y alcaldesas, enlaces de la gobernación y nuestra FANB.

Con gran júbilo, hoy en el estado Bolívar se habla sin prejuicios de un Sistema de Transacción de Oro a Pequeña Escala para un comercio justo, sin tabú y favorable para la nación. Es satisfactorio para nuestros pueblos mineros que las autoridades del BCV acogiesen como suya esta propuesta, favoreciendo a los humildes trabajadores de la mina y sus familias. Qué maravilla palpar en zonas como Payapal, Guaitó, Parapapoy, Bizcaytarra, El Chivao, La Camorra, Nacupay, Cicapra, Hoja de Lata, Yaguarin, El Foco, La Increíble, Catalina y otras, cómo los mineros avanzan en la conformación de cámaras gremiales, con miras a las alianzas que les permitirán vender directamente al BCV, sin ser víctimas de ningún tipo de atropellos.

El funcionamiento de este sistema pasa por avanzar como Estado, hacia la consolidación de precios atractivos y justos para el oro que aporten los pequeños mineros; mecanismos seguros y transparentes para reponer efectivo, facilitando así las operaciones; proveedurías para el abastecimiento de los trabajadores mineros; mejoras en la seguridad para la tenencia y traslado, y atención integral a la familia de la minería, mediante la activación de un Fondo Social Minero.

Convertir a los pequeños trabajadores mineros en proveedores directos del BCV, permitirá aumentar el nivel de recaudación alcanzado hasta ahora, ayudando significativamente a cubrir las metas económicas del Presidente Nicolás Maduro para 2018. Estamos encaminados para volver a ser potencia. Aldrin Trorres

Dirigente Revolucionario PSUV

aldrintorres2016@hotmail.com

@aldrinolivier