Columna: La Granja

0
731

LA ECONOMIA AGRICOLA COMO CONOCIMIENTO PARA EL DESARROLLO

Saludos Cordiales… Una de las cosas que siempre he tratado de aportar como profesional es la divulgación y la aplicación del conocimiento, que aunque muchas personas lo ven como algo complejo, es todo lo contrario, además de estar disponible y al alcance de cualquier persona que desee investigar. El problema es el apego que cada uno de nosotros tenemos a lo que consideramos tradicional. Cuántos de Ustedes han escuchado las freses “Eso no es así, porque mi abuelo no lo hacía de esa forma” y “Yo estoy acostumbrado a hacerlo a mi manera”, frases estas que simbolizan una forma de pensar muy típica de los habitantes del campo, que con el debido respeto, podrá haber funcionado hasta cierto nivel en el pasado, pero que en la actualidad debe de corregirse si es que desean convertir su actividad agrícola en un verdadero negocio generador de desarrollo socioeconómico.

Es esta afirmación la que nos lleva a establecer, que antes de sembrar una semilla o adquirir un animal para su cría, debemos conocer e implementar de forma sencilla, una serie de herramientas económicas y administrativas que nos ayudaran a organizar mejor nuestro futuro negocio agrícola, garantizando si lo efectuamos de manera correcta conocer sin ninguna duda, si es rentable o no, aun antes de comenzar a realizarlo.

De allí surge la necesidad de la economía agrícola, la cual es la rama de la economía general que se encarga de estudiar la forma de aplicar estos conceptos y sus variables establecidas en la agricultura y las actividades relacionadas. Conociéndose inicialmente como agronómica, busco la forma de relacionar el uso correcto de la tierra con la aplicación de modelos económicos para la toma de decisiones, con el único fin de optimizar las operaciones de producción en el campo a través de una organización que reduce los costos y aumenta los ingresos.

Para esto, el técnico asesor aplica los principios básicos de las ciencias económicas a las características especificas de la actividad agrícola para mejorar sus índices de economicidad en lo que respecta a la producción, manejo y mercado de productos agrícolas, ejecutando diagnósticos de la realidad agrícola de una región o unidad de producción, en lo que respecta a las variables económicas y contables.

A partir de este punto es donde comienzan a ocurrir el fenómeno de resistencia, debido fundamentalmente a la matriz cultural y a los cánones de propiedad y de conducta de producción de los habitantes del campo, los cuales deben de entender que el técnico asesor no viene con la intención de decirles que están equivocados, viene simplemente a ayudarlos a que deduzcan que no es que lo están haciendo mal, sino que realizando mas organizadamente y aplicando el conocimiento, lo pueden hacer mejor.

Lamentablemente en algunas ocasiones, el estudio de las condiciones lleva al técnico asesor a un punto donde debe por cuestiones de ética y profesionalismo, decirle al productor la verdad sobre lo que está haciendo o desea realizar, que generalmente implica cambios  que hasta pueden convertirse en el cese total de la actividad, situación esta que ocurre muy frecuentemente en el campo venezolano que concluye en la rebeldía del productor y una eventual perdida de la capacidad productiva de esa unidad o predio.

Es por estas razones Amigo Productor, que debe buscar asesoría para tecnificarse en los procesos que realiza, sea cual sea su nivel, ya que esta acción lo ayudara a ser más rentable y resistir mejor la situación en la que se encuentra el campo en los actuales momentos.

Cuídense mucho…

Un Abrazo.

Ing. Carlos D. Indriago M.

indriago.carlos@gmail.com