Columna: La Granja

0
516

EL GLUTEN Y LA PARADOJA DE CÓMO VEMOS LAS COSAS

Saludos Cordiales… Anteriormente en otras publicaciones, les hable sobre los efectos de la ausencia de algunas proteínas en la absorción de los nutrientes como en el caso de la leche, que producen complicaciones intestinales como la intolerancia a la lactosa. Pero como el mundo es equilibrio y los alimentos no son la excepción, que pasa cuando el causante del trastorno intestinal son las proteínas? Estamos en presencia entonces del gluten y sus efectos.

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, centeno y cebada, entre otros cereales. También está presente en productos de la industria alimentaria, o bien porque alguno de estos cereales estén formando parte de los ingredientes o porque ocurrió una contaminación cruzada. Pero, ¿Qué es realmente el gluten? En el caso del trigo, que es el cereal más conocido y utilizado en la actualidad, es la unión de las proteínas gliadina y glutenina. La primera aporta viscosidad y plasticidad a la masa y la segunda elasticidad. Juntas forman un complejo proteínico que le da a la masa la textura requerida según las necesidades.

El valor nutricional del gluten es muy bajo, por lo que no es imprescindible en ninguna dieta. Sin embargo, ofrece propiedades tecnológicas inigualables para la industria, de ahí que sea tan comúnmente utilizado no solo en alimentos elaborados a base de trigo sino también en otros productos procesados, pudiendo encontrarla en panes, galletas, harinas, pastas, pizza, snacks salados y dulces, pero también en otros productos insospechados por Ustedes como los embutidos, dulces de goma, cremas para untar, salsas, entre otros.

Pero como les había mencionado, el gluten tiene sus efectos perjudiciales para aquellas personas que no están en capacidad de consumirlos, siendo estos efectos tan comunes el ser humano, que el gluten está incluido entre los 14 principales alérgenos que existen, tanto que debe de ser resaltado de manera obligatoria en el listados de ingredientes de los productos que lo contengan. Por ello, siempre es recomendable revisar el etiquetado y ante la duda no consumirlos.

No todos los trastornos relacionados con el gluten son iguales y en general se distinguen tres tipos, estos son la enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten o al trigo y alergia al trigo.

La enfermedad celíaca es un padecimiento hereditario en el que comer alimentos con gluten provoca la inflamación y daño en la cubierta del intestino delgado, lo que genera dolor estomacal, flatulencias, diarrea e inflamación, pudiendo conducir a una mala absorción de los nutrientes ocasionando cambios en el comportamiento, retraso en el crecimiento, problemas en los huesos, anemia y pérdida de peso.

La sensibilidad al gluten produce dolores internos por gases, dolor en las articulaciones, fatiga y sarpullido en la piel, siendo esta una enfermedad que puede ser causada por varias razones que se asocian en un determinado momento.

La alergia al trigo es una condición que ocurre cuando el sistema inmune acumula una respuesta alérgica a la proteína del trigo, por lo que los efectos están relacionados a una respuesta del sistema inmunológico, el cual alerta al resto del cuerpo generando nauseas, dolor abdominal, comezón, hinchazón de los labios y la lengua.

Pero no se preocupen, todos estos efectos pueden ser evitados si conocemos cuáles son nuestras limitaciones en función de lo que ingerimos, por lo que el análisis y los estudios médicos detallados son necesarios si queremos saber cómo funciona nuestro cuerpo y que podemos o no comer… Y recuerden, no están solos en esto Mis Amigos…

Cuídense mucho…

Un Abrazo.

Ing. Carlos D. Indriago M.

indriago.carlos@gmail.com