Columna: La Granja

0
515

CONSERVACION DE LOS ALIMENTOS SIN EL USO DE ELECTRICIDAD

Saludos Cordiales… Nos encontramos transitando por muchas situaciones que alteran la dinámica de nuestro estilo de vida hasta en los factores mas básicos, una de ellas son las fallas y suspensiones prolongadas de la energía eléctrica que perjudican en la mayoría de los casos la capacidad de almacenar y conservar los alimentos manteniendo sus características nutricionales y de frescura original por mayor tiempo, lo que representa un importante beneficio económico y de salud para las familias Venezolanas.

Entre algunos podemos mencionar:

1. En Aceite: Permite conservar una gran parte de las vitaminas y propiedades que tienen los alimentos durante un largo periodo. El aceite además protege la comida de los microorganismos y garantiza su salubridad. Puedes conservar en aceite carnes, vegetales, pescados, quesos, etc. La mayoría de las conservas que consumimos se realizan por este tipo de técnica.

2. En Vinagre: Es recomendada para alimentos con una baja acidez, tales como cebollas, zanahorias, pepinos, ají dulce y pimentón. Para elaborar una conserva en vinagre se necesita una gran cantidad de sal para que la técnica sea más eficiente. Además si deseas aromatizar el vinagre, puedes hacerlo incluyendo plantas aromáticas que dotaran al alimento de un sabor más complejo y exclusivo.

3. Al vacio: Consiste en extraer del envase o recipiente donde se almacenara el alimento, todo el oxigeno presente en el aire mediante una bomba de succión. Esta ausencia de oxigeno evita que los microorganismos aerobios (Que respiran oxigeno), principales causantes de la descomposición de los alimentos y las reacciones químicas de oxido-reducción (Que requieren oxigeno), puedan ocurrir y proliferar, aumentando su vida útil. Esta técnica es aplicable a todo tipo de alimento ya sea en estado sólido o líquido.

4. Deshidratación: Es una forma estupenda de conservar un alimento sin alterar ninguna de sus propiedades y nutrientes. Consiste en extraer el agua del alimento mediante la aplicación de un calor suave indirecto proveniente de la quema de un hidrocarburo (Gas). Sirve para todo tipo de alimento ya sea animal y vegetal, solamente se debe de tener cuidado al momento de calcular el espesor de cada pieza, la velocidad del aire y el tiempo de duración del proceso.

4. Ahumado: Consiste en extraer la humedad del alimento mediante el contacto de este con una corriente ascendente de aire caliente con una humedad relativa baja proveniente de la combustión de madera, la cual según sea la naturaleza química de la corteza, puede impartirle al alimento sabores, olores y colores característicos en base a los aceites esenciales que esta madera contiene, por lo general esta técnica viene acompañada con la aplicación de sal o una mezcla de especies, en el interior como en el exterior.

Por último, en base a la pregunta que siempre me realizan sobre la presencia de tecnología más rudimentaria pero de funcionamiento eficiente, actualmente podemos encontrar la denominada Heladera Africana o “Pot-in-pot” (Pote dentro de pote, en ingles), el cual consiste en un intercambiador de calor integrado por una vasija de barro o adobe rellena de arena húmeda con otra vasija de menor tamaño en su interior tapada con una tela absorbente y mojada. En la vasija de menor tamaño se pueden introducir frutas, vegetales y carnes saladas, obteniendo temperaturas de hasta 15°C, con tasas de conservación de hasta 1 semana.

Espero que les sirvan estos consejos, teniendo en cuenta siempre que no son para acostumbrarse sino para adaptarse al entorno que escapa de nuestras decisiones…

Un Abrazo.

 

Ing. Carlos D. Indriago M.

indriago.carlos@gmail.com