Columna: La Granja

0
720

HABITOS ALIMENTICIOS Y CORONAVIRUS, UNA OPORTUNIDAD?.

Saludos Cordiales… Hoy con el permiso de todos Ustedes, iniciare con la famosa frase del escritor Luis Fernando Varíssimo “Cuando pensamos que tenemos todas las respuestas, la vida llega y cambia todas las preguntas”. La simplicidad de su argumento nos hace reflexionar sobre lo frágil y delicado que es para las sociedades humanas, la aparición de manera súbita de variables que pueden cambiar nuestra rutina de manera transcendental, los cuales si no estamos correctamente preparados pueden causar importantes desequilibrios en el día a día. Pero no se preocupen, ya que al igual que las ecuaciones químicas que a veces nos cuesta entender, estas por mas elementos que le incorporemos, siempre buscaran el equilibrio, lo que tenemos es que ver cómo podemos aprovechar para mejorar, en este caso particular nuestros hábitos alimenticios y así tener una mejor salud física y mental.

Comer bien de manera saludable sería un acto fundamental, en momentos en los que dependemos aun más de nuestra salud para enfrentarnos al Coronavirus, que afecta y seguirá afectando a muchos de nosotros. Por esto es que debemos no acostumbrarnos, sino adaptarnos al escenario donde nos encontramos, porque las crisis cambian las rutinas y las rutinas permanecen por largos periodos y son fundamentales en nuestras vidas y en la sociedad.

Podemos comenzar implementando un mejor control de las compras, manteniendo la calma y realizándolas de forma planificada, comencemos redactando una lista aproximada y flexible de lo que se desea comer durante la semana, recordando que debido a que nuestra actividad física se verá reducida, debemos priorizar las comidas ligeras tratando de evitar, en la medida de lo posible, los alimentos procesados, inclinándonos más hacia los naturales y frescos. Estos días pasaremos muchas horas en casa y si tenemos malas opciones, sumado al sedentarismo, podemos comenzar a generar condiciones en el cuerpo de manera silente que pueden afectar nuestra salud, recordando siempre al momento de realizar estas compras, de ser respetuosos con los demás y a no adoptar comportamientos egoístas que nos puedan llevar a provocar desabastecimiento.

Es importante mantenernos bien hidratados, por lo que debemos de priorizar el consumo de agua, infusiones, caldos de vegetales, incluso agua gasificada, evitando ingerir refrescos, bebidas alcohólicas y zumos de jugos en grandes cantidades. Limiten lo más posible también el café, té y todas las denominadas (Bebidas oscuras), ya que algunas pueden ser beneficiosas, pero si nos exponemos a la sobre nutrición en procura solamente de algunas de sus propiedades particulares, también estamos saturando nuestro cuerpo de aquellas que pueden afectarnos, recuerden siempre el equilibrio mis amigos.

Por último, traten en lo posible de no convertir estos cambios en sus hábitos alimenticios en una situación de estrés o molestias personales o familiares, siempre es mi consejo “Ver lo bueno de cualquier cosa mala que nos ocurre”, evitemos por favor las conductas repetitivas, los horarios ajustados, el comer lo mismo solo para saciar la sensación de vacío y cambiémoslo por nuevos ingredientes o presentaciones, tómense su tiempo para disfrutar de una buena comida, cocinen juntos como familia y conviertan ese actividad en un momento humano y de alegría, sorpréndanse a sí mismos probando alimentos alternativos y culturalmente distintos y les aseguro que en un corto plazo verán la diferencia.

Tengan siempre presente que vivimos en un mundo cambiante y que igualmente cambiante debe de ser nuestra actitud para con el…

Un Abrazo.

Ing. Carlos D. Indriago M.

indriago.carlos@gmail.com