Columnna: Bajo Control

0
5324

HIERBAS Y PLANTAS CONTRA LA CRISIS MUNDIAL (II).

I.

Como lo demuestra la historia, las virtudes preventivas y curativas del reino vegetal son innegables; y con el nivel de crisis que sufrimos, hierbas y plantas son las mejores aliadas de nuestra salud.

El tratamiento profiláctico y terapéutico con hierbas y plantas o con sustancias vegetales, constituye una ciencia de la salud que se reconoce en el mundo como Fitoterapia.

De hecho la Fitoterapia se apuntala en los saberes científicos de la Botánica, la Biología, la Química y la Fisiología. Es una ciencia y como tal está separada de actos de magia, mitología, brujería y las supersticiones con las cuales se ha pretendido desprestigiar a quienes promovemos la salud natural apoyándonos en el reino vegetal.

Para llevar adelante el uso de hierbas y plantas con fines medicinales, en Venezuela además de nuestra voluntad, tenemos la fuerza que nos da nuestra Constitución Nacional. En primera instancia, cuando se obliga al Estado a reconocer la medicina tradicional y las terapias complementarias de los pueblos indígenas, siendo que la terapia principal se fundamenta en el uso de hierbas y plantas. Por otra parte, en su artículo 83 la Carta Magna establece que “La Salud es un derecho social fundamental, (…) TTODAS LAS PERSONAS TIENEN derecho a la protección de la salud, así como EL DEBER DE PARTICIPAR ACTIVAMENTE EN SU PROMOCION Y DEFENSA, (…)”, de tal manera que todos y todas somos promotores y defensores de la salud, entonces si hierbas y plantas sirven para defender nuestra salud, bienvenida la Fitoterapia.

II.

Un aspecto importante en la Fitoterapia es la extracción de los principios activos de las hierbas y plantas medicinales. Entre las preparaciones medicinales con vegetales tenemos:

a) Infusión: Se obtiene colocando las partes blandas (hojas y/o flores) en un recipiente resistente al calor y agregarle agua hirviendo (500 cc para 10 grs). Se tapa, se deja reposar por 10 minutos y está lista para emplear.

b) Decocción: Se obtiene colocando las partes duras (raíces, cortezas o semillas) en un recipiente con agua (500 cc para 5 gr) y se hierve a fuego lento durante 5 minutos. Se retira del fuego, se deja reposar por 10 minutos y está lista para emplear.

c) Maceración: Se obtiene colocando las partes desmenuzadas (blandas y/o duras) en un recipiente que contenga agua hervida fría, vino o ron blanco, de acuerdo a la planta, se tapa el recipiente, se deja en reposo por 1 o 2 días y está listo para emplear.

d) Cataplasma: Se obtiene agregando a la harina, un macerado, se mezclan las partes con agua hasta obtener una pasta uniforme, se coloca al fuego en un recipiente resistente y se mueve la mezcla constantemente. Luego, se extiende una capa uniforme de la mezcla caliente sobre un pañal y se cubre con gasa o similar. Se aplica caliente sin que vaya a quemar la piel.

e) Extractos: Se obtienen metiendo la planta en algún liquido (agua o alcohol)capaz de extraer los elementos activos, luego se calienta hasta que se evapore la solución y conseguir el extracto.

III.

Para alcanzar la victoria en el campo de la Fitoterapia, es imprescindible organizarse y sistematizar conocimientos en cosas tangibles, lo cual pasa por:

a) Organizar la Red de saberes municipales.

b) Crear equipos de estudio para compartir saberes populares, en una especie de Universidad de la Salud Natural.

c) Dictar charlas y diplomados para promover el uso de hierbas y plantas medicinales.

d) Elaborar Cartillas Medicinales para trastornos rutinarios (dolor de cabeza, ansiedad, irritación de la garganta, congestión nasal, tos, diarrea, golpes, mal aliento); elevar las defensas y revertir enfermedades crónicas (cáncer, diabetes, hipertensión).

e) Preparar una Botica Verde Comunal (Vivero medicinal).

f) Desarrollar talleres de preparaciones medicinales con hierbas y plantas.

g) Distribuir productos naturales endógenos a través del CLAP. Alexis Adarfio Marín/ aadarfio@hotmail.com