Comercialización de libros cayó 85 %

0
85

Caracas.- «El libro es un insumo básico pero es despreciado por los regímenes que, como el venezolano, únicamente se afianzan en una sociedad ágrafa, retraída y resignada».

Así lo dijo el diputado opositor Luis Barragán durante un encuentro con libreros formales e informales de Caracas quienes están preocupados por la debacle del mercado editorial.

«Según fuentes confiables, la comercialización del libro en Venezuela ha disminuido en 85% y en el que librerías están terminando en quincallas. La falta de divisas impide la necesaria actualización en materias y autores que ya no tocan ni los predios universitarios, excepto fotocopiados y, no obstante, la escasez de respuestos ha parado las máquinas y encarecido las copias».

Y siguió. «La interconectividad, tan lenta en nuestro país, no garantiza siempre el acceso libre y gratuito a una bibliografía importante y decisiva. Un estudiante promedio de medicina, por ejemplo, tiende a emplear textos – que les son obviamente indispensables – de ediciones atrasadas, cuyas copias cada vez más pierden nitidez y precisión, o el especialista y el aficionado a la literatura se resignan a conocer por vía indirecta las novedades y, a lo sumo, armar como un rompecabezas algunos capítulos o párrafos que circulen por vía digital».

Finalmente el diputado Barragán señaló: «El no tan inadvertido desabastecimiento de los libros en Venezuela, convencionales o digitales, precursor de todas las escaseces, apunta a una realidad incontestable: el gobierno combate el pensamiento crítico, teme a la inteligencia y nos ha sentenciado a la extemporaneidad. Pero triunfará la otra sociedad, la de la información y el conocimiento estratégico sobre los hombros de la libertad, la democracia, la productividad, la equidad social».