Comunidad enfurecida linchó a “JJ” por homicida y ladrón

En menos de 12 horas, dos homicidios fueron registrados en un sector rural ubicado en la vía hacia El Pao. Los moradores hicieron justicia con sus manos y vengaron la muerte de un vecino.

0
586

Los habitantes del sector Sierra Caroní, parroquia Pozo Verde, están cansados de la “ineptitud” de funcionarios policiales que los dejaron en manos de criminales, que se han apoderado de su comunidad y zonas aledañas.

Este viernes en horas de la tarde, un hombre de 40 años fue brutalmente asesinado por un azote del sector. Ya lo tenía sentenciado y no descansó hasta darle de baja.

Sin embargo, la misma comunidad enardecida emboscó al homicida y lo aniquiló a machetazos horas después de que liquidara al señor.

El reloj daba casi las 5:00 de la tarde del viernes, cuando Henry López ingresó en un estado de salud grave al Ambulatorio de Pozo Verde. Había recibido un plomazo en el tórax y se debatía entre la vida y la muerte.

Presuntamente, fue interceptado por el pistolero en las adyacencias de su residencia y sin mediar palabras le disparó directo al estómago.

Henry se desgonzó al mismo tiempo que el criminal huyera de la escena, frente a la mirada impotente de decenas de testigos.

El señor de 40 años le había advertido a su homicida que no se acercara más a su hija y esto enloqueció al fulano, a tal punto que decidió plomearlo.

Los vecinos y familiares de Henry lo trasladaron rápidamente hasta el módulo asistencial de la parroquia para que fuera auxiliado, pero la herida causada por el paso del proyectil fue grave.

Los médicos de turno preparaban al moribundo para trasladarlo hasta el hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo pero no aguantó, a los pocos minutos dejó de existir.

A MACHETAZOS

El dolor embargó a otra familia guayanesa y a los moradores del sector que conocían desde hacía muchos años al señor Henry.

Pero no se quedarían tranquilos y menos conociendo el rostro del asesino. Tal parece que el segundo suceso no fue consumado por parte de los consanguíneos del occiso, de hecho nadie se atrevió a admitir el horrendo hecho.

Sin embargo, fuentes policiales que sostuvieron entrevistas previas con habitantes de Sierra Caroní, señalaron que al verdugo de Henry lo mató la misma comunidad por ladrón y asesino.

A “JJ” lo arrastraron amarrado hasta el inicio de un barranco donde le dieron machetazos hasta verlo morir.

Fue a eso de las 3:30 de la madrugada del sábado cuando unos tipos emboscaron al apodado “JJ” en la calle Ure del sector y lo golpearon. Lo ataron en las manos y los tobillos con un mecatillo, para arrastrarlo hasta un barranco.

La golpiza que le dieron no fue normal y aunque el criminal pedía clemencia, más pudo la rabia de vecinos que estaban cansados de los robos del tipo. El homicidio de Henry “fue la gota que derramó el vaso”.

El cadáver de Jonathan José Ospedales Carpintero, de 21 años, alias “JJ”, quedó boca abajo con cortaduras y contusiones en diferentes partes del cuerpo.

Pero las mayores heridas las evidenció en la cabeza donde tuvo exposición de masa encefálica. Le abrieron el cráneo a machetazos.

PESQUISAS

Funcionarios del Centro de Coordinación Policial (CCP) Francisca Duarte arribaron desde la madrugada del sábado para custodiar el cadáver y las evidencias dejadas en el sitio. Comisionados del Cicpc llegaron al escenario del linchamiento hasta las 11:00 de la mañana para pesquisar y rastrear la ubicación de otros secuaces de “JJ”.