Confagán exige revisar costos de la carne

0
85

La demora de los precios regulados provocó la disminución de la cantidad de novillos en las unidades de producción, la caída de la actividad en los mataderos y la escasez de carne en los establecimientos comerciales.

La afirmación la hizo el vicepresidente de Confagan, Jorge Prado, quien agregó que desde los ganaderos hasta los comerciantes exigen ajustes en los montos de venta del rubro para tener ingresos que les permitan cubrir los costos de operación, mantener sus negocios y obtener una ganancia razonable.


El vicepresidente de Confagán, asegura que el 15 de enero hubo una reunión con los ministerios de Agricultura y Alimentación para tratar el tema de la revisión de las estructuras de costo, pero aún no hay una respuesta.

«Desde el último encuentro han transcurrido más de dos meses; en ese lapso nuestros costos se elevaron como consecuencia de la inflación», indicó.
Señaló que en el caso del ganado en pie, que está controlado en 65 bolívares por kilo, se requiere un incremento a 120 bolívares, lo que implica un ajuste de 84 por ciento.

Aseguró que cada productor debe recibir 120 bolívares por cada kilo de novillo, de lo contrario, tiene pérdidas. «No se trata de que queramos vender fuera de regulación, es que no podemos trabajar por menos de nuestros costos».

Prado señaló que sólo entre el 15 de enero hasta la fecha los alimentos concentrados para animales se encarecieron 70 por ciento, los fertilizantes aumentaron 100 por ciento y los salarios mínimos subieron 15 por ciento.

«Los precios son los incentivos para que la gente se dedique a la producción de carne. En este momento urge una revisión de las estructuras de costos y un ajuste de las regulaciones»
Agregó que las dificultades para producir en tiempos de escasez y altos precios de insumos asoman las consecuencias.

Se informó que la próxima semana no habrá carne si no se resuelve la situación». Los dueños de mataderos no se arriesgan a beneficio de vacunos. «Hasta el día de ayer sábado recibieron animales. Esta semana no hay nada».