Conflictos en Yemen dificultan el acuerdo nuclear con Irán

0
88

Washington.- Irán pidió ayer conversaciones de paz para acabar con los combates en Yemen, y aseguró que un acuerdo sobre el programa nuclear abrirá el camino para una mayor cooperación con sus vecinos.

«Con un valiente liderazgo y la audacia para tomar las decisiones correctas, podemos y debemos poner fin a esta crisis fabricada y seguir adelante en trabajos mucho más importantes», dijo el ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif en referencia a las sospechas globales sobre el programa nuclear de su país.

Zarif vertió estas opiniones en una columna en el diario The New York Times titulada «Un mensaje desde Irán», publicada previo a una nueva ronda de conversaciones en Viena esta semana con las potencias extranjeras sobre el programa nuclear iraní.

La Casa Blanca, que acusa a Irán de exacerbar las tensiones mediante su «apoyo» y la «entrega de armas» a los rebeldes hutíes en Yemen, reaccionó con firmeza a este texto.
El portavoz del presidente Barack Obama Josh Earnest subrayó lo «irónico» de los dichos de Zarif de «reclamar una solución diplomática cuando, al mismo tiempo, su país sigue entregando armas a las partes involucradas para que continúe la violencia».

Teherán y el grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) firmaron a principios de abril un acuerdo marco sobre el programa nuclear iraní, tras meses de negociaciones. Ahora tienen hasta el 30 de junio para solucionar los aspectos técnicos y jurídicos de ese pacto y firmar un documento definitivo.

«Irán ha sido claro: el alcance de nuestro compromiso constructivo se extiende más allá de las negociaciones nucleares,» escribió Zarif, quien indicó que «el tema nuclear ha sido síntoma, no causa, de desconfianza y conflicto».

Irán presentó la semana pasada un plan de paz de cuatro puntos para Yemen al secretario general de la ONU Ban Ki-moon que llama a un cese del fuego inmediato, un acceso humanitario «sin restricciones», una reanudación del diálogo nacional entre todos los protagonistas y la «formación de un gobierno de unión nacional sin exclusiones».

Pero el ministro de Exteriores yemení Riyad Yassin rechazó ayer una oferta de Irán de mediar en la crisis.
«Irán se convirtió en una parte principal en la crisis yemení y quienes son una parte de la crisis no pueden ser mediadores», dijo Yassin.

Sin embargo, Zarif argumentó en su columna que «Irán ofreció un enfoque razonable y práctico para abordar esta crisis dolorosa e innecesaria».

LLAMADO AL DIÁLOGO

El ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif llamó a realizar un diálogo en el Golfo, que incluya «a los actores regionales relevantes» con el fin de alcanzar el «respeto a la soberanía y la integridad territorial» así como a la «inviolabilidad de las fronteras internacionales» y la «no interferencia en los asuntos internos».