¿Conoces los alimentos que no debe comer tu mascota?

0
76

Los perros tienden a comer de todo indiscriminadamente. Sin embargo, hay alimentos que no deberían ingerir, ya que pueden enfermarse o hasta morir.

El chocolate es el primero que debe evitarse, pues contiene teobromina, un alcaloide que es químicamente similar a la cafeína. Los perros metabolizan más lento teobromina, por lo que se pueden enfermar y hasta morir por comer demasiado chocolate. ¿Cuánto es demasiado? Depende del tipo de chocolate, pero lo mejor es evitar que consuma el alimento. Esto les provoca vómitos, diarreas e hiperactividad, hasta llegar al paro cardíaco y muerte. Puede tardar horas e incluso días en manifestar los síntomas.

El ajo tampoco pueden comerlo. Aunque parece que los animales pueden digerir pequeñas cantidades de ajo en polvo, cantidades más grandes pueden provocar anemia y causar problemas gastrointestinales. En el caso del ajo, el culpable es el tiosulfato, que es difícil de procesar para los perros y los gatos, causando daños en los glóbulos rojos de la sangre.

La cebolla también entra en la lista. Los niveles de tiosulfato que se encuentran en las cebollas son tan altos que se convierten en un alimento aún más peligroso que el ajo: en pequeñas cantidades puede dañar y matar rápidamente perros, gatos y otros animales domésticos.

Los huesos no se escapan. A pesar de que en los dibujos animados siempre acompañan a los perros, los huesos pueden causar estragos en el sistema digestivo del animal. Rotura de los dientes, lesiones en la boca, huesos pegados en el estómago, hemorragias graves del recto. Mejor recompénsalo con otra cosa y cuida la salud de tu mascota para que puedas disfrutarla por más tiempo.