Construcción del mercado en Core 8 quedó “en veremos”

0
149

Desde hace más de un año, el alcalde del municipio Caroní, José Ramón López, prometió a 126 comerciantes informales que hacían vida en un terreno baldío, adyacente al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) UD-337, en el Core 8, reubicarlos y ofrecerle mejores condiciones laborales con la creación de un nuevo mercado municipal.


Al notar la iniciativa emancipada por el máximo representante municipal, las esperanzas de tener un mejor futuro, hicieron que varios vendedores tumbaran sus negocios y se mudaran a otro lugar. Hoy en día, los afectados denunciaron una presunta «estafa» y exigen ser reintegrados a sus puestos de trabajo.

La obra que presenta un 0% de avance, representaría en un futuro, 216 locales, baños sanitarios públicos, una capacidad mínima de 900 personas, además de contar con servicio de aire acondicionado y una oficina principal de registro notarial adscrito a la Alcaldía de Caroní.

«EXIGEN PRONUNCIAMIENTO»

Mirla Suarez, vendedora de pescados y marisquería, en representación de los afectados, hizo un llamado a los entes gubernamentales y municipales para que se aboquen de manera inmediata a solucionar el problema que afecta de manera directa a varias familias.

«Le hago un llamado al gobernador Francisco Rangel Gómez y al titular de la CVG, Justo Noguera Pietri, porque estamos cansados de que vengan a prometer y nunca hagan nada».