CONSULTA LEGAL 20-10

0
65

Apreciados lectores. Nos ocupa en esta oportunidad, un tema de sumo interés para todos, como es saber con certeza cuándo puede esgrimir el empleador para dar por terminada la relación de trabajo, la causa justificada de despido en la que pudiera haber incurrido un trabajador a su juicio. Como es habitual, les recordamos que está a la disposición de ustedes nuestro correo. Seguidamente la consulta jurídica de hoy:

(152). Consultante: “Buenos días, Dr.”.- Consultor Jurídico: “Buenos días, ciudadano; puede hacer sus preguntas”.- Consultante: “Dr.. Mi problema es el siguiente: tengo más de 2 años trabajando de manera ininterrumpida para una empresa, la cual me contrató a tiempo indeterminado. Pero, ayer, mi Superior Inmediato, me notificó que la compañía iba a prescindir de mis servicios, por el hecho de no haber asistido 4 días a mi trabajo durante 2 semanas consecutivas sin motivo justificado, hace ya más de 3 meses. Mi pregunta es: ¿puede todavía la empresa despedirme alegando esas inasistencias mías al trabajo como causa justificada para ello?”- Consultor J.: “La respuesta a su pregunta, es no. La empresa ya no puede despedirlo invocando como causa justificada las 4 inasistencias a su trabajo a las que me hace referencia. En efecto, el Art. 82 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT), vigente desde el 07 de mayo de 2012, a este respecto, prevé lo siguiente:
“Artículo 82. Cualquiera de las partes podrá dar por terminada la relación de trabajo, sin previo aviso, cuando exista causa justificada para ello”. Mas añade el Art.: “Esta causa no podrá invocarse si hubieren transcurrido treinta días continuos desde aquel en que el patrono, la patrona o el trabajador o la trabajadora haya tenido o debido tener conocimiento del hecho que constituya causa justificada, para terminar la relación por voluntad unilateral”.
Por tal motivo, en atención a lo indicado por usted, es evidente que han transcurrido más de 30 días desde la fecha en que podemos presumir que su patrono tuvo o debió haber tenido conocimiento de la causal que hoy está invocando para dar por terminada la relación de trabajo, a menos que en un eventual juicio él desvirtúe esta presunción”.- Consultante: “Entendí perfectamente. Ahora bien, Dr.. De llegar a tomar la decisión de retirarme pero sin motivo justificado alguno, ¿estoy obligado a dar un preaviso al patrono?”- Consultor J.: “Sí; está obligado a ello por imperativo legal”.- Consultante: “¿Con cuánto tiempo de antelación?”- Consultor J.: “De acuerdo con lo expresado por usted en lo que se refiere a su tiempo de servicio ininterrumpido para la empresa, debe dar un preaviso a ésta por lo menos con un mes de anticipación; así lo dispone el Art. 81 de la citada Ley, que reza:
“Artículo 81. Cuando la relación de trabajo por tiempo indeterminado termine por retiro voluntario del trabajador o trabajadora, sin que haya causa legal que lo justifique, éste deberá dar al patrono o a la patrona un preaviso conforme a las reglas siguientes:
a) Después de un mes de trabajo ininterrumpido, con una semana de anticipación.
b) Después de seis meses de trabajo ininterrumpido, con una quincena de anticipación.
c) Después de un año de trabajo ininterrumpido, con un mes de anticipación…”.
Y, de no hacerlo de la forma establecida en el Literal “c”, que es el supuesto legal en el que encuadra su caso, el último aparte de este Art., prevé:
“En caso de preaviso omitido, el patrono o la patrona, deberá pagar al trabajador o trabajadora, los beneficios correspondientes hasta la fecha en que prestó servicio””.
Consultante: “Muchas gracias, Dr.”.- Consultor J.: “Siempre a su orden, ciudadano”.
Correo: albertojsanhouse@hotmail.com