CONSULTA LEGAL: DESPIDO INDIRECTO

0
788

Apreciados lectores. Centrándonos de nuevo en nuestra especialidad, en esta oportunidad abordaremos lo relacionado al Despido Indirecto, el cual se encuentra regulado en el Artículo 80 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, vigente desde el 07 de mayo de 2012. Como siempre, para sus preguntas y recomendaciones, a disposición de ustedes está nuestro correo, el cual se indica infra. A continuación la consulta jurídica de hoy:

(165). Consultante: «Buenos días, Dr.». Consultor Jurídico: «Buenos días, ciudadano; adelante». Consultante: «Dr.. El motivo por el cual me veo en la necesidad de requerir hoy de sus servicios es el siguiente: como trabajador y Secretario General de una organización sindical, en estos momentos, tengo especial interés en saber, cuándo podemos hablar de Despido Indirecto en una relación de trabajo». Consultor J.: «Bien. La respuesta a la interrogante que usted me formula, la encontramos en el Art. 80 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras vigente. En efecto, reza la precitada disposición legal:

«Artículo 80. … Se considerará despido indirecto:
a) La exigencia que haga el patrono o la patrona al trabajador o trabajadora para que realice un trabajo de índole manifiestamente distinta de aquel al que está obligado u obligada por el contrato o por la Ley, o que sea incompatible con la dignidad y capacidad profesional del trabajador o trabajadora, o de que preste sus servicios en condiciones que acarreen un cambio de su residencia, salvo que en el contrato se haya convenido lo contrario o la naturaleza del trabajo, implique cambios sucesivos de residencia para el trabajador o trabajadora, o que el cambio sea justificado y no acarree perjuicio a éste o ésta.

b) La reducción del salario.

c) El traslado del trabajador o trabajadora a un puesto inferior.

d) El cambio arbitrario del horario de trabajo…».

Y, finalmente, el último de los literales de este grupo que nos señala lo que pudiéramos considerar también como Despido Indirecto, prescribe:

«e) Otros hechos semejantes que alteren las condiciones existentes de trabajo…».
Sin embargo, en una relación de trabajo, el patrono puede tomar decisiones que ciertamente alteran las condiciones de trabajo perjudicando de manera ostensible al trabajador, pero en estos casos la Ley establece que tales decisiones del empleador no deben considerarse Despido Indirecto. Dispone la misma norma en comento:

«No se considerará despido indirecto:

a) La reposición de un trabajador o trabajadora a su puesto original, cuando sometido a un período de prueba en un puesto de categoría superior se le restituye a aquél. El período de prueba no podrá exceder de noventa días.

b) La reposición de un trabajador o trabajadora a su puesto original después de haber desempeñado temporalmente, por tiempo que no exceda de ciento ochenta días, un puesto superior por falta del titular o de la titular de dicho puesto.

c) El traslado temporal de un trabajador o trabajadora, en caso de emergencia, a un puesto inferior, dentro de su propia ocupación y con su sueldo anterior, por un lapso que no exceda de noventa días…»».

Consultante: «Le entendí perfectamente; Dr.. Pero ahora dígame, ¿el Despido Indirecto es una causa justificada de retiro?» Consultor J.: «Por supuesto que lo es. El mismo Art. 80 de esta Ley Laboral (la LOTTT.), en su último aparte, prevé:

«En todos los casos donde se justifique el retiro, el trabajador o la trabajadora tendrá derecho a recibir, además de sus prestaciones sociales, un monto equivalente a éstas por concepto de indemnización»».

Consultante: «Gracias por su orientación; Dr.». Consultor J.: «A su disposición cuando guste; ciudadano».

Correo: albertojsanhouse@hotmail.com