Consumidores buscan alternativas ante la falta de carne de res

0
1121

Comerse un arroz acompañado de un rico bistec o una pasta a la boloñesa es casi “un lujo” o un “sueño imposible”.

Luego del anuncio sobre la regulación del precio de la carne a 41.000 bolívares, según de la gaceta oficial, locatarios tuvieron que realizar un “reajuste”.

Inmensas colas se visualizaban en varios negocios de Ciudad Guayana, porque usuarios aprovechaban para obtener el producto.

Sin embargo, aplicar esta medida llevó a que la carne se desapareciera de las vitrinas de las carnicerías.

Y como consecuencia de esta situación los guayaneses cada día tienen que valerse de creatividad para tener un buen almuerzo en casa.

A través de una visita a los diferentes locales de San Félix y Puerto Ordaz se constató que la ausencia de la proteína en los mostradores. Mientras que en los negocios donde sí “había”, los precios oscilan entre los 60 y 75 mil bolívares.

Usuarios manifestaron su preocupación ante esta realidad, expresaron que tienen  que recorrer hasta cuatro negocios para conseguir el producto.

“A veces pasó más de dos horas dando vueltas por todas las carnicerías para conseguir lo que buscó, y cuando lo consigo lo compró al precio que lo venden, no hay de otra”, comentó una habitante en el mercado de Puerto Ordaz.

Por otro lado, mencionaron que optan por comprar huevos, mortadela o carne de soya, para poder llevar el almuerzo a la mesa.

“Cuando no consigo la carne voy y me compro mortadela o medio cartón de huevo, con eso resuelvo o si puedo compro recorte o menudencia de pollo”.

Actualmente la mortadela cuesta entre 45.000 y 80.000 bolívares el kilo, un cartón de huevos oscila entre los 50 y 60 mil.

Otra alternativa que están usando los pobladores es la compra de carne blanca como el pollo en todas sus presentaciones y el pescado.

Ante esta situación los ciudadanos exigen que se haga un restablecimiento en los precios, ya que a su parecer a pesar de “los constantes aumentos de sueldos hechos por el presidente de la república” cada vez les alcanza menos.