Controles producen desabastecimiento

0
104

Cipriana Ramos, presidenta de Consecomercio, señaló que las consecuencias de los controles aplicados por el Gobierno son graves para el comercio pero aún más graves para los consumidores.

«Las consecuencias de los controles son para el comercio, pero las más graves son para el ciudadano y para el país. El trabajador tiene que disponer de su tiempo, un día, que antes no lo utilizaba, para ir a buscar un producto. No siempre va a conseguir el rubro el día que le corresponde. Generalmente no va a conseguir nada. Esa empresa tiene que darle permiso al trabajador para hacer la cola. El sábado y el domingo ya dispone de su tiempo para estar con su familia para ir a buscar productos. Más que el comercio es el ciudadano. El comercio se ve sumamente afectado», dijo la dirigente gremial.

Comentó que tanto los ciudadanos como los comerciantes están sometidos a un constante estrés por la búsqueda de productos y por el incremento operacional que han suscitado las regulaciones.

Ramos advirtió que «no es eliminar u obligar» a los comercios sino lograr abastecer a los locales comerciales.

«Si tenemos los productos, si nuestros anaqueles están llenos, si estamos produciendo, si importamos lo que necesitamos, no vamos a tener este tipo de problemas. No hay control por número de cédula, cuando vaya el ciudadano tendrá su producto el día que lo necesite», indicó Ramos.

También denunció que la cantidad de camiones detenidos por falta de repuestos «es terrible», con relación a la subasta de Sicad anunciada para esta semana.

Además recalcó que desde la perspectiva de Gobierno, los comerciantes «siempre vamos a ser los responsables, los culpables, el ministro Osorio tiene que entender que si no hay productos en los anaqueles, si no tenemos cómo comprarlos es porque no nos venden los dólares, siempre va a haber desabastecimiento».

«Nosotros antes programábamos inventarios, ventas, flujos de caja, ahora no se puede programar nada y además hay algo, mientras no haya confianza entre el Gobierno, empresarios, ciudadanos, puedes colocar un camión de azúcar frente a un supermercado y la va a vender toda. Señales de confianza tendremos cuando se respete al comerciante. Por ejemplo, en una inspección no pueden llevarse detenida inmediatamente a la persona», comentó.

HAY QUE PRODUCIR PARA ABASTECER

Cipriana Ramos señala que «no es eliminar, no es obligar, es abastecer, si tenemos los productos, si los anaqueles están llenos, si el país está produciendo, si importamos lo que no producimos, no vamos a tener este tipo de problemas», precisó Ramos.

Sobre la posible suspensión de venta de productos por día, de acuerdo a los terminales de cédula y otros mecanismos, asegura que esas medidas no atacan el problema de fondo. «Todo va a seguir igual con las colas, con número de cédula o sin número de cédula, porque el problema es que no hay», explicó.