Costa Rica deportará a Cuba a los isleños sin visa

0
158

Alrededor de ocho mil visas de tránsito ha otorgado el país a cubanos que llegaron por la frontera con Panamá, en busca de seguir hacia Estados Unidos.

La Dirección General de Migración y Extranjería confirmó que deportará a Cuba a los migrantes cubanos que entraron ilegalmente a Costa Rica, luego de que el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, suspendiera la concesión de nuevas visas a los isleños.

Esa dependencia comunicó que un primer grupo de 56 antillanos se encuentra en el Centro de Aprehensión Temporal de Hatillo y ya se cumplió el debido proceso para enviarlos a su país de origen.
Kathya Rodríguez, directora de Migración, informó de que solo falta comprar los tiquetes de avión, pero el costo es alto para el Estado costarricense, en vista de que se adquirirían en temporada alta y, además, cada deportado debe viajar con dos custodios que requieren boletos de ida y vuelta. Se trata de cubanos detenidos mediante operativos en distintas partes del país. Estos seguirán en semanas próximas.
El canciller Manuel González, sobre la posibilidad de una deportación a otro país, respondió: “Eso, en realidad, lo decide Migración. Lo del tercer país es solo si los aceptan y no sé de ninguno que esté dispuesto. Me imagino que a Cuba es por la logística, ya que hay vuelo directo; a Ecuador (país que les otorgó la visa) no”.

“No es mala fe, es ley”
El 9 de diciembre, antes de que se suspendiera el otorgamiento de visas extraordinarias, el presidente costarricense aseguró que no habría deportaciones obligadas a la Isla gobernada por Raúl Castro.
“Algunos de ustedes tienen preocupaciones de que el Gobierno de Costa Rica pueda negociar un regreso forzoso a Cuba. Eso no va a ocurrir, eso no lo voy a hacer, solo regresarán a Cuba quienes voluntariamente quieran hacerlo. La única razón por la cual una persona es deportada en Costa Rica es por haber cometido crímenes y eso no lo establece la mala fe, sino la ley”, expresó el mandatario.

Sin apoyo de su país
Ante la falta de apoyo de Nicaragua, Guatemala y Belice, para permitir el traslado de los patriotas isleños hacia el norte, el gobierno costarricense anunció que no entregaría más visas de tránsito y que quienes fueran descubiertos de manera irregular serían deportados. Ese anuncio se hizo cuando cientos de cubanos siguen en la frontera con Panamá, a la espera de que el Gobierno tico les dé visa; otros se aventuran con coyotes a cruzar hacia Nicaragua. BBC/Agencias