Covid-19 afecta el músculo del corazón más de lo que se pensaba, alerta cardiólogo brasileño

0
348

RÍO DE JANEIRO.- Varios estudios médicos recientes alertaron sobre los daños que el nuevo coronavirus (COVID-19) causa en el corazón de las personas infectadas, algo que según explicó el médico brasileño Celso Musa Correa, se traduce en que el virus afecta “el músculo del corazón mucho más frecuentemente de lo que se pensaba”.


En una entrevista concedida a Xinhua, Musa, de la sociedad brasileña de cardiología, afirmó que “estudios recientes han mostrado que el virus puede afectar tanto al propio músculo miocardio del corazón, llevando a una miocarditis, como al saco que envuelve el corazón, el pericardio, provocando una pericarditis”.
“La miocarditis y la pericarditis son inflamaciones de la musculatura de esta cápsula que puede llevar a problemas graves e incluso la muerte por incompetencia que genera presión como bomba”, alertó.
“A veces la afectación es sin mucha clínica, una pequeña inflamación, pero varios estudios mostraron que el virus afecta órganos del organismo, y vemos que muchos pacientes llegan ahora a los hospitales y a las consultas médicas con problemas de miocarditis y pericarditis, esta cápsula que envuelve el corazón”, dijo.
“Lo que vemos es que la COVID-19 permanece mucho tiempo en el organismo, y por esto explica que los tests de PCR pueden dar positivo. Y también lo que vemos es que muchas personas entran ya en el hospital con problemas de miocarditis y pericarditis sin saber que tuvieron la enfermedad, incluso en cuadros graves”, explicó.
En este sentido, recordó que “estamos en el septiembre dojo, mes de concienciación sobre los problemas cardiovasculares. Lo que sabemos es que el virus de la COVID-19 busca mucho el sistema vascular, y tenemos problemas de trombosis, que llevan a enfermedades cardiovasculares”.
El cardiólogo brasileño apuntó que “el gran problema del corazón hoy en relación a la COVID-19 es la negligencia de las personas, su relajamiento, dejar de buscar su cardiólogo, el servicio de emergencias, porque vimos que la dimensión de casos e infarto que llegan en emergencias y otros que se quedaron en casa, no buscaron atendimiento”.
Para él, “otro aspecto importante es la cuarta onda de la COVID-19, que es la salud mental. Vimos situaciones de mucho estrés y ansiedad, aumentando mucho los casos de depresión, y esto es uno de los factores de mayor riesgo de las enfermedades cardiovasculares”.
Musa comentó que “estamos en una época de pandemia, la mortalidad está muy alta, ya tenemos más mortalidad cardiovascular que la COVID-19 en Brasil, mató más del doble este año que el virus por lo que es importante tener noción que los efectos de la COVID-19 en el corazón son habituales, tenemos que prestar atención a esto”.
“Lo más importante es no negligenciar los síntomas, las personas siguen teniendo problemas de corazón. Vimos la llegada de pacientes más graves en los hospitales, porque se negligencian los problemas, como la falta de aire, dolor en el pecho, cansancio, malestar generalizado…son motivos para buscar el médico, porque las enfermedades cardiovasculares matan más que la COVID-19”, concluyó. Xinhua