Cuba reporta otros dos fallecidos y cierra fronteras aéreas y marítimas

0
328

LA HABANA.- El gobierno cubano informó este martes de la muerte de otras dos personas y elevó hasta 186 el número de contagiados con el COVID-19, al tiempo que decretó el cierre de las fronteras aéreas y marítimas de la isla.


Los dos fallecidos reportados por el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) son cubanos de 63 y 75 años, ambos con padecimientos previos de hipertensión y diabetes, que complicaron el tratamiento y la evolución de la enfermedad.
Con esas muertes suman seis los fallecidos en la isla, donde se detectaron 16 nuevos contagiados, todos cubanos excepto dos niños franceses, para arribar a la cifra de 186 enfermos.
De los 171 enfermos internados en hospitales de la isla, 165 presentan “una evolución clínica estable”, tres se reportan “críticos” y otros tres están graves, detalló en rueda de prensa el Director Nacional de Higiene y Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), Francisco Durán.
El especialista reveló que se le otorgó el alta médica a un chino, un español, un belga y un canadiense, con lo que ascienden a ocho los recuperados de la enfermedad en la isla.
En las cifras de las autoridades se incluye, además de los fallecidos, que son cuatro cubanos, un italiano y un ruso, a un estadounidense que fue evacuado a su país por petición propia.
Están bajo vigilancia clínico-epidemiológica en los centros de aislamiento y atención creados con este fin 2.837 personas, de ellas 73 extranjeros, mientras que otras 27.139 se mantienen en sus hogares controlados por el sistema de atención primaria de salud por presentar síntomas respiratorios o ser contactos de casos sospechosos.
“A partir del día de hoy, el país dispone de 100.000 pruebas rápidas que en solo 30 minutos permiten conocer el diagnóstico de la enfermedad”, adelantó Durán.
Esas pruebas se aplicarán a las personas aisladas por algún riesgo epidemiológico en los centros dispuestos para ese fin, así como a todas las personas que arriben al país que van para esos centros, de forma tal que pueda conocerse de manera inmediata si portan el virus.
“Tenemos además más de 40.000 pruebas de PCR en tiempo real, que es el diagnóstico molecular, muy confirmatorio e importante, que nos permitirá extender el universo de población a la que le hagamos la pruebas”, señaló el especialista.
Aunque las pruebas rápidas proceden de China, Durán explicó que la isla ha tenido también la colaboración de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, así como la ayuda de Francia.
En la reunión diaria de las más altas autoridades cubanas que analiza la evolución de la enfermedad en el país, y a la que asiste el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, el primer ministro, Manuel Marrero, anunció la suspensión de la entrada a la isla de los vuelos con pasajeros.
Marrero también señaló que se ha solicitado abandonar en un plazo de 48 horas las aguas territoriales cubanas a un grupo de embarcaciones con tripulaciones y pasajeros extranjeros que se mantenían en las cercanías de la isla.
“Cualquier caso que haya de alguno de los tripulantes o pasajeros excepcionalmente serán conducidos a los centros de aislamiento instalados en la isla”, señaló el premier.
Díaz-Canel anunció que el Buró Político decidió suspender el desfile del Primero de Mayo y el Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños.
El mandatario orientó seguir insistiendo en el aislamiento social a pesar de que hay mayor percepción de riesgo en la población, “pero no podemos confiarnos”.
Entretanto, en la provincia de Pinar del Río, en el extremo occidental de la isla, se decretó la primera cuarentena para una localidad, al aislar el barrio de El Canal, en el municipio de Consolación del Sur, donde el lunes se reportó la segunda transmisión local del COVID-19, a partir de un matrimonio procedente de Cancún, México.
La disposición incluye la restricción en la entrada y salida de esa comunidad, que tiene unos 132 kilómetros cuadrados, y la intensificación de las pesquisas entre los contactos, además de la creación de capacidades de aislamiento.
En el otro extremo de la isla, en la región oriental, se habilitan nuevos centros de aislamiento para la atención a las personas que lleguen al país y a posibles casos sospechosos de contagio, anunciaron medios cubanos.
El diario Escambray, de la central provincia de Sancti Spíritus, informó que seis personas que abandonaron el aislamiento como sospechosos de estar contagiados fueron detenidos e instruidos de cargos bajo el delito de propagación de epidemia.
En menos de 24 horas, las fuerzas policiales hallaron a esas personas y las remitieron nuevamente al centro donde cumplían con el aislamiento previsto por las autoridades sanitarias.
Por otro lado, el gobierno cubano permitió a un avión Boeing-767 de la aerolínea alemana Cóndor aterrizar para repostar combustible en el aeropuerto de la oriental ciudad de Holguín, ante la negativa en otras terminales aéreas del Caribe.
El avión realizaba un vuelo humanitario de repatriación de 221pasajeros desde Managua, Nicaragua, hacia Frankfort, Alemania.
Entretanto, el Instituto Cubano de la Música anunció el aplazamiento hasta mayo del año próximo de la XXIV Feria Internacional de la Música Cubadisco 2020, que tiene a España como País Invitado de Honor.
Y en el ámbito deportivo, las autoridades anunciaron que el luchador cubano Ismael Borrero, campeón olímpico y mundial del estilo grecorromano, dio positivo al COVID-19, aunque presenta una evolución clínica estable.
También están contagiados el árbitro de judo William Rosquet, la profesora de la Escuela de Remos de Varadero Isora Apuín y la fisioterapeuta del Instituto de Medicina del Deporte Milena Rodríguez.
Además se mantienen bajo vigilancia sanitaria los también luchadores Lianna de la Caridad Montero Herrera, Ángel Ernesto Pacheco, Daniel Gregorich y Luis Alberto Orta, así como la pentatleta Leydi Laura Moya.
El primer deportista cubano con el virus fue el voleibolista Javier Jiménez, actualmente contratado por el club Saaremaa en la Liga de Estonia, quien pasó la enfermedad sin síntomas.Xinhua