Cura construyó infraestructura para universidad de su pueblo

0
193

El Palmar.- En el marco de las festividades del aniversario de la fundación de El Palmar y la celebración del día de su santo patrono, el padre de esta parroquia, Luis Boll, presentó su regalo a la población cumpleañera que, sin dudas, es el mejor regalo de un hijo adoptivo que llegó desde Alemania a cumplir compromisos pastorales.

Al ver tanta necesidad de los jóvenes para realizar estudios superiores, se planteó construir una universidad para El Palmar, que hoy, no sólo es una realidad sino que espera que otra institución se anime y se mude para la capital del municipio Padre Pedro Chien.

 

Boll relató que cuando llegó a El Palmar, en el 2000, eligió este pueblo que se encontraba sin representante de la iglesia católica en su templo. Se percató de la falta de una universidad en El palmar, y luego de convencer al dueño de un solar que se encontraba al lado de su casa parroquial, lo compró con ayuda de la Diócesis de Alemania, porque no tenía el dinero. «Mis amigos allá rápidamente me ayudaron para conseguir los 35 millones, en ese momento todavía existían en Venezuela los bolívares anteriores».

 

Una vez completados los trámites y la deuda pagada, el prelado inició la obra que él mismo diseñó, también actualizó el proceso de legalización de la documentación y, paralelamente, avanzó su proyecto de ingeniería civil que, en la actualidad, es una realidad, motivo de orgullo.

 

Iniciativa educativa
El sacerdote explicó que fue en 2006 cuando cerró la negociación del terreno, e inmediatamente empezó los trabajos para desarrollar la obra, que tiene una cancha de usos múltiples, techada, con graderías, el área cubierta es de 24 por 31 metros. «Como el terreno no era plano, sino en declive, fue necesario hacer una terraza a la altura de la calle principal con un nivel inferior, donde se encuentran varios salones de clase en torno a un patio central de zona verde con sus servicios de baños».

 

El párroco precisó que, teniendo en cuenta el nivel adquisitivo de los palmareños, «se hace imperioso y necesario la búsqueda de alguna universidad pública que pueda establecer sus acciones académicas, investigativas y de extensión en la población de El Palmar, ya que la mayoría de los jóvenes que salen de los liceos de la zona, no cuentan con los recursos económicos para salir a otros centros poblados de la región o del país para realizar una carrera superior».

 

Sin embargo, significó el prelado, se han realizado acercamientos informativos, «sin ningún compromiso, para transmitir las ideas y lo que ya tenemos en El Palmar, en materia de infraestructura, con la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) del núcleo Upata y con la Universidad de Oriente (UDO).