De tres disparos murió hombre en Las Malvinas

0
99

La violencia sigue siendo la principal causa de muertes que enlutan a las familias venezolanas, destacando que se han registrado, hasta hoy en el mes de abril, 28 decesos por homicidio. La víctima de la noche del martes, quien recibió múltiples disparos, quedó identificada como Luis José Granadino Bastardo.

Aproximadamente a las nueve de la noche, el hombre de 27 años se encontraba estacionado en su vehículo en la calle Tomás Osorio del barrio Las Malvinas, cuando fue interceptado por varios sujetos, quienes sin mediar palabras le dispararon. Seguidamente los hampones se llevaron la camioneta Chevrolet Blazer, de color azul, placas AA978YB, propiedad de la víctima y a pocos metros se estrellaron contra una residencia, dejando el vehículo en el lugar y huyendo de la escena.

Granadino recibió en su humanidad tres proyectiles, uno con entrada en la espalda y salida por el tórax y dos en la cabeza, que lo dejaron agonizando. Los conocidos y familiares del hombre lo trasladaron en un vehículo particular al hospital Dr. Raúl Leoni, donde ingresó sin signos vitales.

OTRA VERSIÓN

Otra de las versiones que manejan las autoridades en torno al caso, apunta que Luis José Granadino Bastardo, en compañía de otros maleantes, ingresó a una residencia con la intención de robar. Varios vecinos al percatarse de lo ocurrido dieron aviso a las autoridades policiales, y no fue sino hasta pasados pocos minutos que los efectivos de la Policía del estado Bolívar arribaron al lugar. Al llegar, aseguran que comenzó un tiroteo con los delincuentes que abordaron la camioneta y dejaron solo a Granadino, quien en el enfrentamiento recibió varios impactos de proyectil.

FAMILIARES SE NEGARON A DECLARAR

Los dolientes de Granadino estaban a las afueras del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, y se negaron a ofrecer declaraciones en torno al suceso ocurrido e incluso negaron ser parientes del occiso. Razón por la cual se desconocen aspectos relevantes sobre la vida del infortunado.