Decepción y rabia marcó despedida de las Águilas

Hubo mucho de qué hablar después de la derrota por 9-6 de las Águilas del Zulia ante los Criollos de Caguas

0
258

El equipo supo que su rival sería Puerto Rico y no Cuba pasadas las 11 de la noche el domingo, debido a las confusiones de los sembrados luego de la fase regular del torneo.

El abridor Mitch Lively, quien tenía un par de semanas sin lanzar, fue castigado con cuatro hits y cuatro carreras limpias en apenas dos tercios de entrada, cargando con la derrota.

El manager Lipso Nava y el jardinero José Pirela fueron expulsados del partido en el octavo episodio por el árbitro principal Jair Fernández, por discutir bolas y strikes.

Pese a estar abajo en el marcador 8-0 a partir del cierre de la quinta entrada, las Águilas jamás se dieron por vencidas y se acercaron a 9-6 con cuatro vueltas en el octavo capítulo, teniendo bases llenas sin outs en el cierre del noveno antes de finalmente ser eliminados.

«Lamentablemente no pudimos, pero batallamos, jugamos duro hasta el último inning y eso es parte (del juego)», dijo Nava, quien en su primera temporada frente al Zulia fue Manager del Año en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. «Nos mantuvimos con la mente positiva todo el juego, de que teníamos la capacidad ofensiva para remontar, pero dejamos a muchos hombres en base y no pudimos frenar los rallies que ellos montaron».

DEJARON ANOTADORES

Las Águilas dejaron un total de 14 corredores en circulación y batearon de 16-4 con hombres en posición de anotar.

Lively nunca pudo establecerse en el juego, al embasársele seis de los ocho bateadores que enfrentó.

¿Estuvo el derecho demasiado «oxidado» con tanto descanso?

«Yo sé que él no va a tomar eso como excusa», dijo Nava acerca del serpentinero, refuerzo procedente de los Navegantes del Magallanes. «Salió a dar lo mejor de él y lamentablemente las cosas no salieron como él tenía planeado».

CALDEARON LOS ÁNIMOS

Después de prácticamente todo un partido de frustraciones por la zona de strikes, las protestas de Pirela resultaron en una expulsión del encuentro, lo cual provocó una explosión de ira de parte de Nava.

El dirigente salió a discutir con el árbitro Fernández y, al ser expulsado también, delineó con mucha rabia en el suelo de la caja de bateo lo que él definía como la zona de strikes exagerada para sus bateadores.

«Creo que tomó el juego para él, personal», dijo Nava acerca del sonorense Fernández, árbitro tanto de la Liga Mexicana como la Liga del Pacífico. «Fue una zona demasiado amplia para nosotros y cuando los muchachos venían y decían que la zona estaba amplia, las respuestas de él no eran nada profesionales.

Cuestionan nuevamente el formato

Tal como les pasó a los Caribes en el 2015, cuando la escuadra de Omar López tuvo 4-0 en la fase regular y fue eliminada por Pinar del Río (Cuba) en Puerto Rico, quedanado eliminado en un formato que no perdona una derrota más allá de la cuarta fecha.  «No puedo tomar eso como una excusa, independiente de un formato u otro… Tú sales al terreno y tienes el control de lo que vas a hacer. No soy quién para cuestionar el formato”, comentó Nava al respecto.