Defensores de los DDHH son atacados y amenazados

0
85

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) expuso que su ex coordinador general, Marino Alvarado, el mes pasado solicitó medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), debido constantes actos de hostigamiento e intimidación por parte de altos funcionarios del Estado venezolano en su labor como activista de derechos humanos.


Este jueves él y su hijo de nueve años fueron víctimas de una situación de secuestro y robo en su vivienda en Caracas. Tres hombres armados los amarraron y sustrajeron de su residencia objetos tecnológicos y dinero en efectivo. Alvarado también fue golpeado en la cabeza, se presume que la acción violenta se produjo para que Alvarado perdiera el conocimiento.

El coordinador general de Provea, Rafael Uzcátegui, aseguró que Alvarado ha sido objeto de acusaciones falsas que lo vinculan con el paramilitarismo colombiano, el recibimiento ilícito de divisas y actos de naturaleza conspiradora y desestabilizadora.

El defensor del pueblo, Tareck William Saab, se solidarizó con Alvarado a través de su cuenta Twitter y exigió al Ministerio Público que realizara las debidas investigaciones.