Delincuentes están infiltrando los cuerpos de seguridad

0
82

Los altos índices de inseguridad en Guayana y en el resto del país han enlutado a varias familias venezolanas. Son pocos los casos a los que se le hace justicia y finalizan con los delincuentes tras las rejas. Esta realidad golpea con frecuencia el sentir humano de la sociedad.

En la actualidad, los vecinos del sector de Manoa, de San Félix, están viviendo en carne propia la indiferencia de un gobierno indolente e irresponsable, ya que días atrás asesinaron a Oscar Eloy Palmare, a quien le robaron la vida para despojarlo de su vehículo. Quienes fueron testigos de este vil hecho señalaron que los responsables vestían prendas de la Guardia Bolivariana Nacional (GBN).

Wilson Castro, dirigente político del estado Bolívar, acompañó a la familia de Palmare y calificó como abominable el asesinato de este guayanés.

«Hoy no sabemos si temerle más a los delincuentes o a las autoridades». Agregó que actualmente quienes tienen la responsabilidad de resguardar la integridad física del ciudadano se dedican a ser los artífices de hechos delictivos.

Sin embargo, destacó que «no es que nuestros policías y guardias sean delincuentes, sino que los delincuentes se están infiltrando en los cuerpos de seguridad, por lo que es indispensable hacer una revisión urgente del sistema de reclutamiento. No podemos permitir que nuestras instituciones pierdan el sentido y la razon de ser».

Castro lamentó que el asesinato de Palmare aún no tenga a los responsables tras las rejas. «Este guayanés era un hombre de familia y gran ciclista. Es inadmisible que nuestra gente nos la asesinen y no pase nada con los responsables, pues hoy fue él mañana puede ser uno de nosotros».

Exigió que el gobierno dé respuestas ante este asesinato que supuestamente involucra a efectivos de la GBN.
«Cuando se pierde una vida no hay poder ni dinero en el mundo que pueda devolverla. Invito al gobierno que revisen los cuerpos de seguridad del Estado porque no sabemos si son o no funcionarios de la GBN los que asesinaron a Palmare, pero vestían, se identificaban y estaban en una moto de la GBN. Quienes fueron los culpables de este hecho deben responder ante la justicia venezolana».

VECINOS CONSTERNADOS

Frank García amigo y vecino de Palmare, aseguró sentir impotencia ante el asesinato de Oscar. «Nosotros teníamos muchos años de amistad y no merecía morir bajo dichas circunstancias. No queremos que la muerte de nuestro amigo quede impune y es lamentable cómo la GBN está manchada». De igual manera, Ismael León, también vecino, exhortó al gobierno a capturar a los responsables.

Asimismo, Luis Moreno, amigo de Palmare, lamentó lo ocurrido con su vecino. «Es triste que en Venezuela no exista democracia y el gobierno todos los días repite que que hay una guerra económica cuando lo que existe es una brutal guerra del hampa contra el pueblo».

Rafael Herrera, vecino y amigo de Palmare, invitó a la comunidad del sector de Manoa para que el próximo 25 de junio a las ocho de mañana se concentren en la manzana 12 porque «desde allí vamos a salir para la fiscalía y exigir que el asesinato de Palmare se le haga justicia».

FAMILIA DESCONSOLADA

Betxi Guilarte, esposa de Palmare, manifestó que su esposo era muy querido por sus vecinos y familiares.

«Mi esposo fue un ejemplo a seguir. Siempre estuvo pendiente de su familia, pero hoy me deja sola con nuestros dos hijos». Por su parte, Bescarys Palmare, hija del fallecido, agregó que su padre era el motor de su vida y la de su nieta. «Él siempre estuvo presente como padre y abuelo. Era un gran ser humano».