Denuncian arbitrariedad en E/S Sur Gas

0
100

Empleados de la estación de servicio «Sur Gas», ubicada diagonal a la redoma de Bauxilum «La Piña», aseguran que el patrono impuso un horario no permitido, denuncia que apoyan en los artículos 80, 156 y 157 de la Ley Orgánica del Trabajo, Los Trabajadores y Las Trabajadoras.

El presidente del Sindicato de Trabajadores de las Estaciones en la entidad, Francisco Ríos, explicó que sus compañeros exigen el respeto de los derechos que por ley los respaldan. «Desde siempre hemos tenido un horario fijo y un cargo establecido. Al momento de contratarnos aceptamos nuestra labor establecida bajo esos parámetros, sin trabajos adicionales u horarios rotativos, es decir, una parte del personal se dedica solamente al despacho de la gasolina y la otra al expendio de gasoil. Ahora el jefe nos quiere imponer un horario rotativo, con labores obviamente cambiantes».

Ríos sostiene que muchos de sus compañeros están adaptados a la rutina de la jornada laboral y al cargo fijo, no comparten la idea de rotar los horarios de trabajo, pues aseguran que al hacerlo, los empleados tendrán más trabajo devengando el mismo sueldo.

«Rechazo contundentemente esta idea arbitraria por parte del jefe, pues no nos avisaron y de una nos notificaron la información por escrito. Exigimos que se nos elimine ese horario rotativo, dentro de unos días informaremos sobre las medidas que vamos a tomar ante la Inspectoría del Trabajo. No nos quedaremos con los brazos cruzados, tenemos un derecho y lo haremos valer», manifestó encolerizado Ríos.

Los trabajadores aseguran que hasta los momentos manejan dos turnos por jornada laboral, uno que va desde las 6 de la mañana hasta las dos de la tarde y el otro desde las dos hasta las nueve de la noche.

«FELIZ DÍA DEL TRABAJADOR»

Francisco Ríos manifestó que el horario rotativo impuesto por su patrono parece ser un simbólico regalo por el Día del Trabajador.

«Nos dieron este regalito, no se conforman con que nosotros trabajemos todos los días, cobrando un sueldo mínimo que no nos alcanza para nada, para que ahora nos vengan a imponer esos horarios no permitidos. Rechazamos contundentemente este intento de crear un ambiente de imposición en el trabajador. El objetivo de esta arbitrariedad es que los trabajadores se retiren y que el patrono pueda meter a otro personal, pero no lo vamos a permitir, iremos a las instancias que sean necesarias para denunciar este abuso laboral».