Denuncian deterioro en áreas de Alcasa

0
104

Carlos Galindo, secretario de Trabajo y Reclamo de Sintralcasa, acompañado de Lexis Cabrera, Rómulo Mesones y Denny Sucre, del comité de higiene, y de las comisiones, desarrollan un proyecto para lograr la estabilidad operativa, económica y financiera de la empresa.
Los sindicalistas se encuentran preocupados en vista del deterioro en que se encuentra CVG Alcasa de cara a su futuro, pues consideran que las inversiones no se hacen de la mejor manera y terminarán con una planta convertida en chatarra.
Esta situación se vive actualmente a causa de las prensas de 7 y 8 pulgadas de una máquina extrusora, que están completamente nuevas, pero después de un año que se instalaron, ya se encuentran inoperativas.
Este mal momento por el que atraviesa la planta sería diferente si estuvieran operativas todas sus áreas.
«Si estuvieran operativas, deberían generar una producción de 23.500 toneladas al año, lo que se traduce en 1.958 toneladas mensuales», indicó Galindo.
Estas prensas son fabricadas por una prestigiosa empresa llamada Precesi, Piedreri es la instaladora. «Entonces, es que la prensa y todos sus equipos fueron vendidos de mala calidad, o la empresa no la instaló adecuadamente», se inquiere.

ESTO NO ES NUEVO
Estas fallas se vienen presentando desde octubre de 2013, y los reclamos desde que se instalaron las prensas.
«Anunciaron una inauguración y nunca funcionó; presentaron como siete veces la planta hasta que en octubre de 2013 quedó operativa. Desde entonces, nos hemos quejado», explicó el secretario de reclamos de Sintralcasa.

BOMBOS Y PLATILLOS
Alcasa ha adquirido una nueva prensa de 10 pulgadas que será de más envergadura, cuya obra civil iniciará en febrero. Pero es fabricada nuevamente por la marca Precesi y la va a instalar la misma empresa Pedrieri. «Por si fuera poco, para los alcasianos también será instalada bajo la misma gerencia anterior».
«¿Pensamos que esta vez sí va a funcionar? Yo creo que deben hacerse las inversiones necesarias, pero debe cambiarse la gerencia y la CVG debe realizar las investigaciones que se requieran para que esta planta funcione de manera eficiente».
A juicio de los alcasianos, es CVG la institución que tiene la solución a este problema, que necesita de control de calidad, vigilancia de la gerencia de Alcasa y así dé respuestas a la situación actual ante los resultados de una planta nueva que no son los esperados.