Denuncian incumplimientos de Sural con los trabajadores

0
136

Ni los guantes les entregan a los trabajadores que se encuentran a la buena de Dios en las instalaciones de la empresa y ligando que no les dé ni una gripe

El estado de las diferentes empresas instaladas en Ciudad Guayana es llamativo y no precisamente por lo bueno. En esta oportunidad, fue Isaic López, secretario general del sindicato de los trabajadores de la empresa Sural, quien se pronunció al respecto.
Asegura que actualmente el HCM está por el orden de los 40.000 bolívares, y que «no alcanza ni para un día en una clínica», por lo que le exigen a la empresa que hagan los ajustes pertinentes como está acordado en la convención colectiva.
«Se le ha notificado a la empresa en varias oportunidades para el cumplimiento y ajuste de esta cláusula como está firmado y acordado entre las partes en la cual cada año se debe revisar la inflación y se le tomará un ajuste dependiendo el promedio de esta», recalca López.


La situación es tan caótica que debido al poco monto de esta póliza, han tenido que sacar de sus ahorros, solicitar las prestaciones, e incluso, hasta a pedir prestado para poder solventar las emergencias que se les han presentado.
Si no hay forma de garantizar la salud de sus empleados, ¿qué quedará para los más pequeños de la casa? La respuesta se resume a dos años sin que estos reciban sus juguetes en épocas decembrinas, lo que este dirigente considera una burla hacia sus familiares.

Tabulador
Aproximadamente por el mes de marzo del año pasado, con la presencia de Ángel Marcano, lograron firmar el nuevo tabulador, en el que los representantes de la empresa se comprometían a realizar los ajustes pertinentes, sin embargo, la historia es otra, ya que han omitido todos los acuerdos, como si las reuniones y el consenso no hubiesen existido.
El Secretario General del Sindicato explica que el nuevo tabulador es progresivo y se ajusta según la antigüedad y nivel o responsabilidad que tenga el empleado en un cargo. Por esta razón, no le encuentran sentido a que un ayudante general con menos de cinco años en la empresa gane igual que un supervisor con 25 años de servicio.

Ni los guantes
Quienes laboran en Sural están estirando las dotaciones recibidas en antaño. Aseguran que llevan más de cuatro años sin recibir los implementos de seguridad para que los trabajadores puedan realizar de manera segura trabajo. «Las botas y las chaquetas están deterioradas; no hay ni guantes para que realicen los trabajos. Están colocando su integridad física en riesgo», manifiesta Isaic López
Es por este motivo que le hacen un llamado al Inpsasel, para que realice una inspección en las instalaciones de la empresa, y a la Inspectoría del Trabajo, para que eche un ojo al «incumplimiento sostenido y el acoso y persecución que mantienen los representantes de la empresa con los trabajadores», exclama López.
Le hacen un llamado al presidente de la empresa, Alfredo Rivieri, para que se acerque a conversar con los trabajadores y que cumpla con los compromisos adquiridos.

Todo está firmado
El dirigente sindical llama a la unión entre los trabajadores. Sostiene que no quieren negociar, porque el contrato colectivo ya está firmado y tienen las actas que establecen los parámetros para las evaluaciones, cumplimiento del tabulador, HCM, entrega de dotaciones y todos los beneficios contractuales. Hacen responsable al representante de la empresa sobre la vida y salud de los trabajadores.