Denuncian negligencia médica en Guaiparo

0
608

A la sede del Diario de Guayana se presentó el señor Ernesto Díaz, acompañado de su esposa María Magdalena Zea, para denunciar al personal que atendían la guardia la madrugada del pasado sábado 31 de enero en el hospital Dr. Raúl Leoni.

María explicó que cuando llegó al centro de salud aproximadamente a las tres de la madrugada, lo primero que le dijo una doctora fue «si vienes a parir anda para otro hospital porque aquí no hay cama». Sin embargo otra residente la hizo pasar al área de maternidad, los galenos examinaron a la parturienta, quien ya tenía 38 semanas y cuatro días de gestación. Los médicos le indicaron a María Magdalena Zea de 31 años, que tenía ocho centímetros de dilatación y debía esperar que tuviera diez para pasarla a sala de parto.

La pasaron a una oficina y procedieron a llenarle el respectivo informe médico, mientras la doctora le hacía las preguntas Zea le decía que ya no aguantaba que su bebe estaba por nacer. A lo que esta hizo caso omiso y siguió llenando los recaudos.

A los pocos minutos María comenzó a gritar que su bebe estaba por nacer, algunas enfermeras la veían y le decían «tienes que esperar», los doctores igual comentaban que todavía le faltaba dilatar. Sin embargo la experiencia de la parturienta que ya iba a tener su segundo hijo, indicaba que ya la hora del parto había llegado.

María Magdalena indicó que luego de romperle la membrana, paso como una hora para que la volvieran atender. Los galenos pasaron a la mujer a la sala de parto a las seis de la mañana, ya María estaba desesperada y asustada; pues en su vientre su hijo se movía rápidamente buscando maneras de salir. La mujer acotó que en los últimos minutos no se sentía a su bebe, al nacer la criatura, solo abrió los ojos y expiró.

María escuchaba «llamen a la pediatra, rápido, que el niño tiene cinco minutos que no reacciona». Luego se lo mostraron y le dijeron «tu hijo falleció».
Díaz, padre de la criatura señaló que a las diez de la mañana le pidieron los pañales y el aceite para su hijo. Lo que consideró una burla, porque ya en ese momento su pequeño había fallecido.

Le dejaron pasar el parto

Según Ernesto Díaz y María Magdalena, los médicos «le dejaron pasar el parto y por eso falleció su bebe a los pocos minutos de nacer». Igualmente señalaron que en el área de maternidad «dejan a los residentes para que experimenten con los pacientes». Lo que catalogan como una falta de responsabilidad de parte de los profesionales de la medicina.

Afirmaron que la Dra. Liduvina Quijada controló el embarazo de María Magdalena y garantizó el buen estado de la criatura que estaba por nacer, el viernes 30 fue su último eco, donde se puede corroborar el buen estado de la criatura para ese momento.

Los esposos hicieron un llamado a otros padres y madres que han sido víctimas de los abusos cometidos por parte de los galenos que trabajan en Guaiparo, quienes muchas veces no denuncian por temor. «No podemos permitir que jueguen con la vida de nuestros hijos». Igualmente indicaron que el director del hospital debe supervisar constantemente a los médicos, quienes son responsables de la vida de los seres humanos que ingresan al hospital.