Desaparecen los fósforos

0
152

En los últimos días, propietarios de supermercados y pequeños comercios ubicados en la región, han notado con preocupación la «desaparición» de los fósforos, un producto indispensable en los hogares cuyas cocinas funcionan con gas.


El agotamiento de este elemento, no renovable y no sintetizable artificialmente, supone un riesgo en la producción de alimentos, ya que la mayoría de los ciudadanos prefiere la cocina a gas por lo económico que resulta, aunque también el gas se ha vuelto difícil de hallar.

Samil Arabí, comerciante libanés, recalcó que desde hace aproximadamente dos meses este producto llega con irregularidad a su establecimiento. «Anteriormente, yo pedía en el inventario una caja que trae como mil fósforos. Ahora recibo menos de la mitad».

Propietarios atribuyen que la falta del producto se debe al problema fronterizo que enfrenta Venezuela con Colombia. Mientras que otros acusan a los «bachaqueros» como principales responsables del declive económico y alimentario por los diferentes estantes colocados en plena vía pública.

GASTOS Y PELIGRO DE EXPLOSIÓN
Aunque el yesquero podría ser un posible sustituto para remediar el problema de la «escasez», madres añaden que tener un artefacto de gas en sus manos podría ocasionar una quemadura de primer o segundo grado. «A mí me da miedo porque el material es de plástico, y cuando se junta con el fuego significa un peligro para mí», dijo Marlín Peñaloza.

Por esta razón, empresarios que han aportado su «granito de arena» al desarrollo endógeno y productivo de la ciudad durante muchos años, exigen a la población tomar consciencia y comprar los artículos necesarios para su hogar, aunque el fósforo sea uno de ellos y esté bajo perfil en los anaqueles. «Ser un buen venezolano es tarea de todos».