Desarrollan en Brasil prueba rápida que reduce falsos negativos y positivos en diagnóstico de Covid-19

0
197

RIO DE JANEIRO.- Científicos e investigadores brasileños desarrollaron una prueba rápida para diagnosticar la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), la cual disminuye las posibilidades de que el resultado sea un falso negativo o un falso positivo, informó hoy la estatal Agencia Brasil.


La prueba fue desarrollada por investigadores de la Universidad Federal de Minas Gerais y de la estatal Fundación Oswaldo Cruz, y fue llamada “Elisa”, nombre abreviado del inglés “Enzime-linked immunosorbent assay” (ensayo de inmunoabsorción enzimática), en referencia a la técnica usada.
La prueba es más barata que la mayoría de las opciones disponibles para detectar la COVID-19 y es serológica (hecha a partir de la búsqueda de anticuerpos en la sangre), con la diferencia de que puede hacerse sólo en laboratorios.
“La metodología de la Elisa es completamente diferente (en relación a las pruebas rápidas). Se toma una muestra de sangre mayor, se necesita de 1 mililitro al menos. Entonces, es necesaria una aguja para recolectar la sangre. El proceso de detección de la presencia del anticuerpo es mucho más sensible”, explicó la coordinadora del proyecto, Santuza Ribeiro.
“Por esto, aunque la persona tenga bajas cantidades del anticuerpo, no se detecta en aquel ‘test’ rápido, pero puede detectarse en el Elisa … hay una sensibilidad mucho mayor”, agregó Ribeiro.
Según la coordinadora del proyecto, otra ventaja es que “se consigue una reducción no sólo del falso negativo, también del falso positivo, que es cuando se tiene una reacción que parece positiva y en verdad es un anticuerpo contra otro virus, no el del SARS-CoV-2, como el de la gripe común”.
La prueba fija el antígeno en una placa de poliestireno y lo vincula a un anticuerpo con un marcador enzimático. En el caso de que haya la reacción de la defensa del organismo contra el agente patogénico, en el caso del nuevo coronavirus, en la forma de anticuerpos, el material depositado sobre la placa cambia de color.
Los desarrolladores de la prueba esperan ahora la aprobación de la estatal Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria para que pueda ser comercializada y ayudar a aumentar las pruebas realizadas entre la población de Brasil, el país más afectado de América Latina por la COVID-19.Xinhua