Descalzo pa’ clases

0
75

Culminar un año escolar exitoso y ser promovido para el grado entrante, es el objetivo que se trazan los más pequeños de la casa, quienes con alegría y diversión, reciben la noticia una vez culminada las actividades académicas. Sin embargo, para las familias guayanesas, el término de las clases se convierte en una odisea a la hora de adquirir los diferentes artículos para el año siguiente, incluyendo los zapatos escolares.

En vista de la fuerte demanda que existe en los meses de julio y agosto, el equipo reporteril de El Diario de Guayana se trasladó hacia diferentes centros comerciales de la ciudad, para indagar sobre el auge en la venta de los calzados en los establecimientos, obteniendo como resultado la poca afluencia de compradores, situación que se atribuye a la inflación reinante en el país.

Elvira Vega, propietaria de una reconocida tienda de calzados, comentó que en esta temporada no se ha incrementado el número de ventas, sin embargo, se mantienen estables. «Toda mi mercancía la adquiero en el exterior mediante el sistema de divisas, pero siempre mantengo unos precios accesibles al consumidor, dependiendo del modelo y marca», añadió la comerciante.

«SUELDO MÍNIMO NO ALCANZA»

Yelitza Ruiz se encontraba en compañía de su hijo pequeño cuando fue abordada por nuestro medio de comunicación, manifestando su descontento, puesto que el sueldo mínimo que percibe no le alcanzó para adquirir un par de zapatos. «Estoy desde tempranas horas recorriendo las tiendas sin resultado, porque el más barato cuesta aproximadamente Bs 7500, sin contar los productos de la canasta básica que debo comprar para mi hogar».

PRECIOS POR LAS NUBES

En esta temporada, los comerciantes se encargan de publicar precios acorde al bolsillo del consumidor, sin embargo añaden que las ventas han bajado en un 70% afectando directamente el ingreso económico diario y del personal que labora dentro de ella, teniendo que tomar otras medidas como hacer promociones de dos artículos por uno.

Un par de zapatos escolares marca Gran Turismo y Gigetto oscilan entre 7000 a 9700 bolívares fuertes, dependiendo de la talla. En cambio, los María Pizzola y Converse están entre 4500 a 6000 Bs.

Gustavo Ferrer, comprador, comentó que hace menos de nueve meses adquirió un par de zapatos para su hija a un precio de 4500 bolívares, sin embargo, manifestó que no es mucha la diferencia del incremento debido a que logró adquirir nuevamente los mismos en 5000 Bs.

NUEVOS PRECIOS

Vendedores añaden que las posibles causas de este incremento en los precios, son el desempleo, la inflación y el alto costo de la vida, asegurando entienden la situación de los padres, quienes no solamente deben adquirir un par de zapatos, sino que tienen que lidiar con la compra de útiles escolares como cuadernos, lápices y uniforme, sumando aproximadamente una cantidad que supera los 45 000 Bs, inaccesible para una persona que gane sueldo mínimo.

EXIGEN OPERATIVO

Padres guayaneses agobiados por la fuerte crisis económica que enfrenta la nación, exigieron un operativo por parte de la Industria Nacional del Calzado (Inaca), para poder adquirir estos a un precio justo que beneficie a toda la colectividad.

«Somos padres de familia que no tenemos suficientes ingresos económicos para adquirir a grandes precios los artículos», señalo José Martínez, quién se encontraba acompañado por otros individuos afectados por la inflación.

DESPILFARRO DE DINERO Y TIEMPO

Habitantes comentaron que no solamente se tiene que visitar un centro comercial para poder adquirir un par de zapatos, sino que tienen que tomar unidades de transporte público e inclusive taxi privados para llegar a otro sitio, buscando la economía y marcas que han permanecido intactas por varias décadas permitiendo el derroche del dinero.