Desestiman denuncia de Nisman contra Fernández

0
99

El juez federal Daniel Rafecas desestimó este el jueves la denuncia que había presentado el fiscal fallecido Alberto Nisman contra la presidenta de Argentina Cristina Fernández, por presuntamente estar encubriendo a un grupo de iraníes acusados de un atentado en la mutual judía-argentina AMIA ocurrido en el año 1994 en Buenos Aires.

Según las informaciones del Centro Judicial , el encargado dijo que «no están dadas las mínimas condiciones para iniciar una investigación penal» a partir de la denuncia presentada por Nisman el pasado 14 de enero.

Nisman fue hallado muerto el 18 de enero, cuatro días después de acusar a la presidenta, al canciller Héctor Timerman, a un diputado oficialista, a dos supuestos espías y a dirigentes sociales afines al gobierno de haber participado en un plan para «garantizar la impunidad» de los ocho iraníes acusados del ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que causó 85 víctimas fatales.

Su muerte, que investiga la justicia, generó una crisis política e institucional en el país.

La denuncia de Nisman había sido avalada días atrás por su colega el fiscal Gerardo Pollicita, que reavivó la denuncia al entender que había sospechas fundadas para investigar a la mandataria y había pedido al juez que autorizara la práctica de una serie de pruebas para avanzar en la investigación.

Pero, según Rafecas, ninguna de las hipótesis defendidas por Pollicita, al avalar la denuncia del fallecido fiscal, «se sostienen mínimamente» y el «presunto delito nunca se cometió».

De su análisis de los elementos del caso presentados, el juez concluyó que «inhiben el inicio de un proceso penal por cuanto no sólo dejan huérfano de cualquier sustento típico al hecho descripto como una supuesta maniobra de ‘encubrimiento’ y/o ‘entorpecimiento de la investigación’ del atentado a la AMIA destinado a dotar de impunidad a los acusados de nacionalidad iraní, sino que por el contrario, tales evidencias se contraponen de modo categórico al supuesto ‘plan criminal’ denunciado».

La decisión del juez puede ser apelada por Pollicita ante el fiscal de la Cámara Federal, Germán Moldes.

Rafecas dijo que tras haber estudiado «con máximo detenimiento la extensa presentación fiscal» y tras analizar las notas periodísticas e informes de inteligencia citados y las escuchas telefónicas presentadas por Nisman de las cuales «no surge la intervención de ningún funcionario nacional», llegó a la conclusión de que «no hay un solo elemento de prueba, siquiera indiciario, que apunte a la actual Jefa de Estado».

Así, el magistrado echó además por tierra la acusación de que el gobierno acordó un plan con el estado iraní para proteger a los acusados del atentado y que el colofón del mismo fue un memorando de entendimiento firmado en enero de 2013 entre los dos gobiernos con la alegada argumentación de avanzar en la investigación del ataque, por el que todavía no hay detenidos.

«Cómo puede un instrumento jurídico que nunca cobró vida constituir… una ayuda material concreta prestada -en este caso- a prófugos de la justicia argentina?», se preguntó Rafecas.

El juez se refiere a que nunca se puso en funcionamiento una Comisión de la Verdad, prevista en el memorando, que fue declarada inconstitucional por un tribunal argentino y que debía estar integrada por juristas internacionales que podían hacer recomendaciones sobre la investigación del atentado terrorista.

Nisman consideró esa Comisión como un mero órgano de fachada ya que, según sostenía, ambos países tenían previsto que la misma garantizara la impunidad de cinco de los ochos iraníes acusados, sobre quienes pesaban alertas rojas de Interpol o prioridades de búsqueda.