Desidia ocasionó accidente vial

0
252

Henry Arias, secretario general de Sintralcasa, denunció al alto mando gerencial de CVG Alcasa y al presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Justo Noguera, por el accidente ocurrido el día lunes 30 de marzo en el peaje Upata – San Félix, en el que resultaron heridos once trabajadores de la empresa del aluminio.

«Denuncio públicamente al presidente de Alcasa, Ángel Marcano, y al presidente de la CVG, Justo Noguera, por este accidente ocurrido el día lunes, donde salieron heridos once compañeros de trabajo. El chofer venía tranquilamente cubriendo la ruta desde Upata hasta nuestra empresa, al estar cerca del peaje se dispuso a frenar y se dio cuenta que el bus donde se desplazaba no frenaba, lo que hizo que inmediatamente quisiera frenar con el freno de mano, maniobra que tampoco funcionó, pues estaba dañado el sistema, lo que ocasionó que el bus se volcara, causando este terrible accidente».

TRANSPORTE EN MAL ESTADO

Desde el año pasado el dirigente sindical ha denunciado en reiteradas oportunidades el mal estado en que se encuentran las unidades de transporte, que sirven para trasladar a los trabajadores que viven en toda Ciudad Guayana, así como también a aquellos trabajadores que viven en Ciudad Bolívar, Upata y El Triunfo, hasta la empresa. A pesar de las denuncias, la gerencia de Alcasa ha hecho caso omiso de esta problemática, lo que ha ocasionado el desgaste progresivo de las unidades, desinterés que culmina en accidentes como el suscitado el lunes.

«Estamos cansados de denunciar el mal estado de los buses. La dirigencia sindical ha luchado lograr los mejores beneficios laborales para los trabajadores, y a pesar de ello los buses que cubren las rutas largas no tienen aire acondicionado, no hay asientos para todos los trabajadores y muchos deben viajar todo el trayecto de pie. Es una burla para la masa obrera trabajadora tener que pasar por esto, ya que ellos son los que día a día luchan por levantar la producción de la empresa», denunció Arias.

La realidad vivida en CVG Alcasa se repite también en Venalum, Carbonorca y Bauxilum, donde el transporte se ha convertido también en un verdadero martirio para a quienes les ha tocado trasladarse desde sus hogares hasta su lugar de trabajo en dichas unidades. Dicha información fue suministrada y confirmada por el dirigente sindical de Alcasa.

PRÓXIMAS ACCIONES

El secretario general de Sintralcasa enfatizó que las próximas acciones a tomar a raíz de este accidente, estarán pensadas con el propósito de evitar unidades de transporte que no estén en condiciones aptas para transportar al personal salgan de la empresa, así como la revisión exhaustiva de cada unidad, para cerciorarse de que los trabajadores están trasladándose en condiciones acordes a sus necesidades.

«No vamos a permitir más nunca que un bus salga sin revisión. Lo vamos a parar si vemos alguna anomalía. Por eso nuestro llamado es para que todos los trabajadores hagan valer sus derechos laborales y no suban a una unidad que no cumpla con la exigencias del comité de higiene y seguridad industrial de CVG Alcasa».

SIN DOTACIONES

Este desinterés por mejorar las condiciones laborales es solo uno de los tantos problemas que se presentan en CVG Alcasa. La falta de insumos y dotaciones para los trabajadores ha ido incrementándose con el pasar de los meses. «No tenemos uniformes, mascarillas, tapabocas e implementos para realizar nuestro trabajo de manera óptima. Los baños están derrumbándose y trabajamos en condiciones infrahumanas», sentencio Henry Arias.