Desmienten enfrentamiento en doble homicidio en 11 de Abril

0
163

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística (Cicpc) continúan las pesquisas para dar con el paradero de los verdugos que, sin mediar palabras, el viernes, a las 4:00 de la tarde, decidieron poner fin a la vida de Humberto José Aray Almeida, de 54 años; y de Rafael Anyel Rodríguez, de 38.

A las afueras de las oficinas de la policía científica de la subdelegación Guayana, permaneció la esposa de Aray, quien en compañía de sus familiares narró lo sucedido. Pasadas las cuatro de la tarde, Rafael se acercó a la casa de Humberto, donde tras mantener una larga conversación en el porche de la vivienda, ubicada en la calle Ricaurte, del sector 11 de Abril, en San Félix, sujetos a bordo de un vehículo, cuyas características se desconocen, arremetió sin contemplaciones contra los occisos.

Pese a que vecinos no alcanzaron a ver si las balas tenían un punto fijo, una de las viudas dejó claro que quien hacia vida marital con ella «no tenía problemas con nadie».

De acuerdo a lo expuesto por los allegados, más de 12 casquillos colectaron las pesquisas en el lugar de los hechos, por ello los sabuesos del ente detectivesco no descartan ninguna hipótesis, aunque el móvil que, hasta ahora, cobra mayor fuerza es la venganza. Las características del suceso conllevan a esa determinación.
Dada a la rapidez con la que se produjo la balacera, ni los vecinos ni los familiares se percataron de quienes pudieron cometer tal acción.

Por ahora, funcionarios del Eje de Investigaciones de Homicidio indagan para cuál de los dos sujetos iba dirigido el ataque.